Cupcakes de Nubes

Hola de nuevo a todos!!!! Para este mes de abril que nos deja en muy poquitos días, el cuento elegido para el reto de “Una galleta un cuento”  organizado por Patricia de Patty’s Cake (tenéis toda la información haciendo clic en el nombre del reto) es “Jack y las Habichuelas mágicas”

Os dejo resumen de la historia:

Jack es un niño que vive con su madre viuda, ambos se encuentran en una situación de pobreza, pues solo les queda un vaca como recurso para ir sobreviviendo. Cuando esta deja de dar leche deciden venderla, por lo que Jack se dirige al pueblo con ese fin, pero en su camino se topa con un hombre que le ofrece unas habichuelas según dice mágicas a cambio de la vaca, Jack aunque algo reticente acepta y hace el cambio. Cuando llega a su casa y se lo cuenta a su pobre madre esta se echa las manos a la cabeza y muy enfadada lanza las habichuelas por la ventana. A la mañana siguiente para su asombro ambos contemplan el enorme tallo de una planta que ha crecido en su jardín. Jack trepa por el tallo hasta alcanzar las nubes, allí descubre que vive un gigante que guarda un tesoro, al que hará varias visitas llevándose parte de su riqueza, finalmente será descubierto por el gigante que le persigue e intenta bajar por el tallo, pero Jack y su madre consiguen cortarlo, el gigante cae para no saberse nada más de él. Jack y su madre viven felices para siempre.

Ahora vamos con la receta que os traigo para esta ocasión. Esta vez me he inspirado en una imagen que vi en Pinterest, me pareció muy original la idea y apropiada para el cuento. Se trata de unos cupcakes nubes adornados con unas monedas doradas de chocolate. Para la receta he pensado que irían bien unos cupcakes de leche condensada y la cobertura es una crema de nata y queso.

Ingredientes para los cupcakes(10-12 cupcakes):

  • 3 Huevos
  • 220 gr. de azúcar
  • 115 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 200 gr. de Harina
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura
  • 120 ml de leche entera
  • 3 cucharadas de leche condensada

Preparación:

Precalentamos el horno 180º calor arriba y abajo.

Batimos el azúcar y la mantequilla en una batidora de pie o con varillas durante aproximadamente cinco minutos, hasta que la mezcla blanquee, después vamos incorporando uno a uno los huevos hasta que se vayan integrando en la mezcla. Añadimos las tres cucharas de leche condensada y finalmente agregamos la harina y la levadura que habremos tamizado previamente, lo haremos en tres adicciones e intercalando con la leche, hasta que consigamos una mezcla homogénea, no es necesario sobrebatir.

Disponemos las capsulas de los cupcakes en la bandeja para cupcakes y rellenamos cada una con la mezcla anterior, es importante rellenar las tres cuartas partes de cada capsula para que salgan bien y no se desborden.

Horneamos los cupcakes unos 20-25 minutos aproximadamente.

Mientras podemos ir preparando el frosting;

Ingredientes para el frosting (para decorar unos 6 cupcakes):

  • 250 gr. de queso Philadelphia
  • 125 gr. de azúcar glasé tamizada previamente
  • 200 ml. de nata liquida (en mi caso Nata Vegetal “Ambiante”)

Preparación del frosting:

Mezclamos el queso y el azúcar glasé en la batidora o con varillas. Después ya sin batidora, de forma manual incorporamos la nata que habremos montado previamente y mezclamos hasta que este todo integrado y a la nevera hasta su uso.

Decoración:

  • Manga desechable
  • Boquilla redonda (haz clic en el nombre para ver foto)
  • Monedas doradas de chocolate

Os dejo un enlace donde podéis ver un video para la decoración de los cupcakes:

A mi me han empezado a salir un poco mejor cuando había decorado cinco o seis, todo es practica!!! jejejeje

Espero que os haya gustado, a continuación os dejo enlace por si queréis ver lo que han preparado mis compañeras del reto, pinchad aquí.

Ahora vamos con la anécdota de Valentina:

La otra tarde, ella ya había merendado y yo me dispuse a hacer lo mismo me preparé un té con dos galletas. Cuando me lo voy a tomar, como suele suceder, seguro que a todas os pasa, que se le antoja lo que os vais a comer, me dice: Yo quiero de eso…le digo las galletas son para mí, y me salta: Mamá hay que compartir!!! Jajajaja, Que os parece?…

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

 ¡¡¡Dulces Postres!!!

 

 

 

 

Las Torrijas de mi madre

Habéis visto “Del revés”??? Me encanta, creo que es genial como han representado las distintas emociones que todos experimentamos. En ella explican muy bien todo lo que ocurre ahí arriba en nuestra cabecita que es la que rige todo nuestro ser. Cuando hablan de los recuerdos esenciales que son los que definen y forman las diferentes partes de nuestra personalidad, eso me evoca  pensar en cuando era una niña e iba a acompañar a mi abuela al Economato ( a algunos os sonará a chino, pero así se llamaba) a llevar los cascos de las botellas y luego me daba pan con aceite y azúcar para merendar,  estos recuerdos aunque parezcan una tontería,  forman parte de la persona que soy hoy, el cariño con el que mi abuela me daba esa rebanada de pan, me recuerda  lo importante que son las tradiciones y las costumbres que pasan de generación a generación,  otro de mis mayores recuerdos y que hoy sigo disfrutando son las torrijas de mi madre,  me chiflan y a aunque yo sigo su receta, no me salen tan bien como a ella.
Este postre tradicional no tiene mucho misterio, quien no ha hecho torrijas? Yo creo que el secreto está en el cariño que ponen las madres y las abuelas en hacerlas, más que en la propia receta.
Hoy como homenaje a esos recuerdos de nuestra infancia,  comparto con vosotros la receta de las torrijas que hace mi madre.
*En esta ocasión, hice también el pan para las torrijas, os dejo enlace de la receta
Ingredientes:
1 barra de pan normal o especial para torrijas*
1 L o 1 1/4 L de leche
8 cucharadas de azúcar
2 barritas de canela
4 huevos
1 L de aceite suave (nosotras usamos el de girasol)
Azúcar y canela para decorar
Preparación:
Cortamos el pan en rebanadas y lo disponemos en una fuente o recipiente grande con fondo, reservamos.
Calentamos la leche junto con las barritas de canela. Cuando la leche este caliente añadimos las cucharadas de azúcar, así se disuelve mejor y removemos. Una vez se haya disuelto el azúcar,  retiramos del fuego y dejamos reposar un ratito tapado con un paño para que la leche infusione y coja el aroma de la canela.
Después retiramos las barritas de canela y vertemos la leche poco a poco,  ayudándonos de un cazo, sobre las rebanadas de pan y dejamos que el pan vaya empapándose.
Dejamos reposar una hora, en la que de vez en cuando iremos dando la vuelta a las rebanadas para que se empapen bien por los dos lados. En caso de ser necesario añadiremos más leche.
Transcurrido este tiempo,  vamos con el paso final, este quizás sea el más engorroso, pero vale la pena.
Primero prepararemos las fuentes o platos donde pondremos las torrijas al final de la preparación,  en ellos ponemos papel de cocina y espolvoreamos con una mezcla de azúcar y canela.
Batimos los huevos y reservamos. Es mejor organizarse bien así que nos haremos a la idea de que esto es como el trabajo en cadena,  preparados los huevos, ponemos el aceite a calentar, en una sartén preferiblemente honda,  tipo wok es ideal. El aceite debe estar bien caliente, cuando vemos que empieza a humear es que esta listo.
En este momento comenzamos nuestra cadena, cogemos una a una las rebanadas de pan y las mojamos en el huevo,  de forma que quede bien impregnada, seguidamente la sumergimos en el aceite con mucho cuidado de no quemarnos y vuelta y vuelta. Las sacamos y las vamos disponiendo en las fuentes que hemos preparado anteriormente. Espolvoreamos cada torrija con la mezcla de canela y azúcar y dejamos enfriar. Seguiremos este proceso con todas,  y listo.
Tienen buena pinta…verdad? Espero que os haya gustado, a mi madre le salen exquisitas…
Las fotos las hice el año pasado para participar con la receta en un concurso de canal cocina (La abuela Lolita). Pero me quede pendiente de subir la receta al blog.
Vamos con la anécdota de Valentina:
Este fin de semana, han organizado una Feria Medieval cerca del Ayuntamiento.  Cuando fuimos a pasear y ver los puestos, había gigantes y cabezudos para animar la fiesta, por supuesto Valentina que lleva una temporada que cualquier persona que lleve una mascara o vaya disfrazada le da miedo, en cuanto vio al primero aparecer quería marcharse, así que nos metimos al centro comercial de al lado hasta que pasarán, pero la pobre seguía oyendo el jolgorio que tenían montado y decía: Mama, que vienen los tontos…¡¡¡ Jajajaja
Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!
 ¡¡¡Dulces Postres!!!

Tarta Mort Subite

Antes cuando todavía no me había dado la locura por la Repostería,  pero ya me picaba el gusanillo,  me guardaba muchas recetas en recortes o trozos de papel anotadas (hablo de hace unos años, cuando aún la tecnología de los móviles e Internet no eran los protagonistas de nuestro día a día)  luego se quedaban en el olvido por falta de tiempo o de interés, archivadas en cualquier cajón , aún así no me he desecho de ellas. El caso es que desde la mudanza hace ya un año, todavía tengo desubicadas ciertas cosas, pero curiosamente el otro día, buscando una de ellas, rescate la receta que hoy os traigo.
Me alegre de encontrarla y me trajo muy buenos recuerdos, pues uno de los ingredientes es la cerveza de frambuesa, yo la probé por primera vez, pese a que ya se comercializa desde hace años en nuestro país, cuando fuimos a Brujas en 2012,  un viaje muy bonito os los recomiendo.
Yo no soy muy de cervezas, pero esta me encantó, así que me puse tan contenta de poder seguir disfrutandola aquí…
Vamos con la receta…
Ingredientes:
– 250ml. de cerveza de frambuesa (la más conocida es la cerveza Mort Subite)
– 250 gr. de mantequilla sin sal
– 75 gr. de cacao en polvo (valor)
– 400 gr. de azúcar
– 140 ml. de nata liquida para montar
– 2 Huevos
– 1 cucharadita de aroma de vainilla en pasta o extracto
– 250 gr. de Harina
– 2 y 1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico
– Frambuesas para decorar
Ingredientes para el relleno o frosting:
– 300 gr. de queso tipo Philadelphia
– 150 gr. de azúcar glace
– 360 ml de nata montada (yo he utilizado Ambiante)
Preparación:
En primer lugar ponemos la cerveza en una olla a calentar sin que llegue a hervir, cuando este caliente añadimos la mantequilla fría cortada en trozos, lo vamos moviendo hasta que la mantequilla se derrita por completo, retiramos y reservamos.
En un bol o recipiente ponemos los ingredientes secos, el cacao, el azúcar, la harina tamizada y el bicarbonato, y mezclamos hasta que todo quede de un color uniforme.
Precalentamos el horno 180º
Batimos los huevos, la nata liquida y el extracto de vainilla hasta que la mezcla sea homogénea, podéis hacerlo de forma manual o con batidora, una vez terminada, vamos añadiendo los ingredientes secos hasta conseguir una masa firme y sin grumos.
Engrasamos el molde bien con mantequilla o spray desmoldante. Yo he utilizado un molde de 18cm, pero os aconsejo que utiliceis  uno un poco más grande para que la masa se extienda bien y se hornee, 20-24 cm, la tarta quedara algo más baja.
Vertemos la masa en el molde y lo metemos al horno 50-60 minutos aproximadamente, aquí como siempre digo dependerá de cada horno, es una mezcla bastante liquida, por ello si transcurridos el tiempo, pinchamos y  si el palito sale mojado os recomiendo que lo dejéis en el horno hasta que este completamente hecho.
Una vez listo, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre rejilla.
Mientras preparamos el frosting, mezclamos el queso y el azúcar con una batidora de pie hasta conseguir una crema suave, después añadiremos la nata que habremos montado previamente y la iremos incorporando poco a poco con movimientos suaves hasta que todo quede bien mezclado, para mi gusto, yo bajaría la cantidad de nata a unos 250-300ml. para evitar que le quiste protagonismo al queso. Nos quedará una crema consistente para rellenar y cubrir nuestra tarta.
Decoración:
Cortamos el bizcocho una vez frío con una lira, en mi caso solo he hecho un corte, rellenamos  y cubrimos con la crema de queso y decoramos con las frambuesas.
El siguiente paso no os lo voy a decir porque ya lo sabéis…ñam ñam
El resultado es una tarta deliciosa y húmeda con un regustillo a la cerveza.
Para despedirme os dejo la anécdota de Valentina:
En el colegio le han enseñado el otro día que rabbit es conejo en ingles, ella no se si se ha enterado mucho de si es ingles, el caso es que ha venido del colegio diciéndole a su padre, que los rabbit comen zanahorias y que quiere un rabbit…jejeje
Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!
 ¡¡¡Dulces Postres!!!

Corazones de masa quebrada

Un mes más nos encontramos para un nuevo reto, el mes anterior mis “Cupcakes Rana” fueron los elegidos por mis compañeras en sus votaciones y por ello, para el reto de este mes de “Una galleta un cuento”  organizado por Patricia de Patty’s Cake (tenéis toda la información haciendo clic en el nombre del reto) me tocó elegir el cuento: “El Soldadito de Plomo” de Hans Christian Andersen
 
Os dejo resumen de la historia:
El Soldadito de Plomo trata de un niño al que le regalan en su cumpleaños un juego de soldaditos de plomo, uno de ellos tiene solamente una pierna debido a la falta de metal para poder acabarlo.
 Entre los juguetes del niño se encuentra una bailarina de papel, ella al igual que él se sostiene sobre una sola pierna. Cuando el soldadito la ve se queda prendado de ella, ambos se sienten identificados.   Pero la envidia de un duende dentro de una caja de sorpresas se interpone entre los dos, y desafortunadamente el soldadito por obra del vil duende cae por una ventana a la calle, ahí comienza una serie de desatinadas aventuras que finalizan en el agua de un canal donde es engullido por un pez, para suerte el soldadito vuelve a casa del niño de nuevo y se reencuentra con la bailarina…
Este sería el final suavizado pues el del cuento es algo más triste aunque bonito, si os interesa ahí os dejo enlace de la historia.
Ahora vamos con la receta que he preparado para el cuento, esta vez tenía varias ideas en mente, pero no terminaban de convencerme, y me acorde de que hace un par de meses hice estos corazones con idea de publicarlos en el blog, pero al final no me convenció como quedo la masa, hice la receta, las fotos, pero ahí se quedo todo, así que pensé voy a intentarlo de nuevo para el reto, y el resultado me ha gustado bastante, he podido ver los fallos que había cometido y han quedado bastante mejor. Además he podido aprovechar alguna de las fotos que hice…jejeje
La receta de la masa es de Raquel Carmona, os dejo enlace de su blog, es una artista¡¡¡ (la primera vez use la receta del libro de Linda Lomelino que también esta muy bien)
Ingredientes:
250 gr de Harina
15 gr de azúcar
120 gr de mantequilla sin sal en dados fríos
1 huevo
1 pizca de sal
3 cucharadas de agua muy fría
1 cucharadita de extracto de vainilla en pasta (opcional)
Huevo batido para sellar y pincelar antes de hornear
Relleno:
Mermelada de Fresa (en mi caso la he hecho yo, la receta la tenéis en este enlace)
Preparación:
Mezclar todos los ingredientes en la batidora, empiezo con el accesorio varillas y cuando la consistencia es de tierra cambio al accesorio gancho para amasar hasta que se forme una masa suave,  no es necesario sobrebatir.
Después echamos la masa sobre un papel film y con el propio papel vamos cerrando y haciendo un paquete compacto con la masa, sin tocar con las manos,  lo metemos a la nevera unos 20-30 minutos.
Una vez transcurrido el tiempo lo sacamos, y lo ponemos en la superficie donde vayamos a trabajar la masa, que habremos espolvoreado con un poco de harina,  comenzamos a alisar la masa con el rodillo y a su vez la vamos girando sobre si misma,  hasta que obtengamos una masa fina.
Esta foto es de los últimos que he hecho, si comparais con las fotos de los anteriores, se ve la diferencia de la masa. Es muy importante no andar amasando con las manos.
Después con un cortador de corazón,  iremos cortando corazones en la masa, teniendo en cuenta que serán dos siluetas por corazón,  las cantidades de la receta dan para unos 10-12 corazones aproximadamente.
Lo siguiente será ir poniendo en la bandeja del horno los corazones que harán de base,  y en el centro de cada uno una porción de mermelada de fresa o de la os guste (cuidado con poner mucha, yo en la segunda tanda me emocione y luego no cierran bien)
Estas últimas son fotos de los que hice por primera vez, les hice unos corazoncitos pequeños…que quedaban muy bonitos, esta vez no he podido por tema de tiempo.
Por último pincelamos con huevo los bordes de cada corazón y colocamos la otra mitad, es importante cerrarlos bien y que queden bien sellados,  pues en el horneado tiende a salirse la mermelada,  haremos unas marcas con ayuda de un tenedor para terminar de cerrarlos y pincelamos todo el corazón con el huevo batido y al horno unos 20-25 minutos, precalentado 180,  ahí dependerá de cada horno, yo lo he puesto en la altura central para que se doren mejor, los primeros los hice en la segunda altura empezando por abajo y se quedaron más blanquitos.
Cuando estén listos,  los sacamos del horno y dejamos enfriar sobre rejilla. Después podéis espolvorearlos con azúcar glasé o también se puede hacer un glaseado o caramelo salado.
Espero que os haya gustado, a continuación os dejo enlace por si queréis ver lo que han preparado mis compañeras del reto, pinchad aquí
 Para despedirme vamos con la anécdota de Valentina:
Una de estas tardes que hizo tan buen tiempo, (antes de que volvieramos al invierno otra vez) la llevamos a un parque muy grande que nos gusta, pero hay que ir en coche, y cuando aparcamos, pues primero quería cambiarla la ropa, ya que veníamos directamente del colegio y llevaba uniforme, así que mi marido dejo el coche en marcha por la calefacción y nos fuimos los dos al maletero a sacar las cosas, mientras Valentina que ya la habíamos desabrochado la silla, andaba dentro del coche, de repente oímos un silencio, el coche se para y la oímos decir  “ala ya esta…” y la vemos sentada en el asiento del conductor con las llaves del coche en la mano, había apagado el contacto y quitado las llaves….madre mía, menos mal que no llega a los pedales y el freno de mano estaba echado¡¡¡¡

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

 ¡¡¡Dulces Postres!!!

“Cupcakes para un cuento”

Para el reto de febrero de “Una galleta un cuento”  que organiza Patricia de Patty’ s Cake, tenéis toda la información haciendo clic en el nombre del reto. El cuento elegido por la ganadora del reto anterior,  Patricia,  es “El príncipe Rana” de los “Hermanos Grimm” os hago un breve resumen:
Trata de una princesa que conoce una rana, cuando se le cae su pelota de oro a un pozo, la rana le dice que le ayuda a recuperar su pelota pero con la condición de que la lleve con ella a su palacio a cenar y a dormir con ella en su misma habitación, la princesa accede a la proposición de la rana, pero cuando recupera su pelota, no cumple con la promesa. La Rana se presenta en el castillo  y le cuenta al rey lo sucedido, el Rey como castigo impone a la princesa que debe cumplir su promesa, la princesa consentida y orgullosa hace lo que su padre le pide, pero en su enfado, lanza a la rana contra la pared de la habitación y de repente, esta se convierte en un príncipe que había sido maldecido por un bruja”
bc022-corona-naranja2blogo2b5
Tengo que confesaros que hasta hace poco más de una semana no tenía muy claro que hacer,  suelo visionar en mi cabeza lo que voy a preparar y sobre todo como lo voy a fotografiar,  pero no terminaba de llegarme la inspiración,  hay muchas ideas en la Red por supuesto,  y he cogido alguna, pero yo quería darle mi toque personal, vamos que  casi deserto en el intento, pero al final conseguí ver lo que quería y llevarlo a cabo, creo que esta vez más que el dulce el trabajo lo he realizado con la fotografía que me encanta, la tarea ha sido pelin complicada porque me costó conseguir parte de la composición,  y es que se me metió en la cabeza y si no era así no me quedaba a gusto.  En fin espero que os guste…
Vamos con la receta,  que está vez no tiene mayor complicación,  todas sobre todo las que disfrutamos de esta afición,  hemos hecho unos cupcakes,  y si es tu primera vez pues a continuación verás lo fácil que es.
Receta Cupcakes ( Fuente: La receta del Libro “Objetivo Cupcake perfecto ” de Alma Obregón,  son los que más me gustan)
imagen
Ingredientes:
– 115 g de mantequilla
-220 g de azúcar
-3 Huevos
-200g de harina
– 1 y 1/2 cucharaditas de levadura
– 120 ml de Leche semidesnatada (yo use entera)
– 1 cucharadita de extracto de vainilla
Preparación:
 Ponemos el horno a precalentar 180ºC
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y este totalmente integrada, añadimos los huevos uno a uno, una vez estén bien mezclados, echamos la mitad de la harina que habremos tamizado previamente junto con la levadura, y después añadimos la leche mezclada con el extraído de vainilla, finalmente incorporamos el resto de la harina, hasta que la mezcla sea homogénea.
Preparamos la bandeja de cupcakes con las capsulas
Repartimos la mezcla en las capsulas, rellenamos unos 2/3 de la capsula y horneamos durante unos 20-25 minutos.
Una vez listos, los dejamos en el molde unos 10 minutos y después los sacamos y los dejamos enfriar sobre rejilla.
En mi reciente incorporación al mundo de las mermeladas caseras, como con la de fresas fue muy bien,  me he aventurado a preparar la de frambuesa,  y digo aventurado porque el resultado aunque fue bueno,  podría haber sido mejor,  pero tranquilas yo os dejo la receta para que no tengáis problemas, en mi caso el  resultado fue que como la frambuesa es bastante ácida si agregamos limón pues tenemos mermelada rojo frambuesa con sabor a limón,  en mi intento de arreglarlo encontré un enlace que me ha encantado y me ha parecido muy divertido, os dejo enlace.
Receta de Mermelada de Frambuesa
Ingredientes:
500 gr. de Frambuesa
250 gr. de azúcar
Zumo de medio limón
Preparación:
En un recipiente o bol maceramos las frambuesas con el azúcar y lo dejamos tapado en la nevera durante toda la noche.
Al día siguiente, echamos la mezcla de frambuesas y azúcar en un cazo hasta que hierva, después bajamos la temperatura y dejamos cocer durante unos 30-40 minutos aproximadamente, durante este tiempo removemos de vez en cuando, al principio saldrá un espumilla que debéis quitar.
Lo ideal para saber cuando esta lista la mermelada, es hacernos con un termómetro de cocina, cuando alcanza los 104 ºC estará lista. De todos modos en el tiempo de cocción que os indico un poco mas o menos estará lista.
podéis colarla si no os gusta encontraros con la semillas, yo lo hice, aunque hacerlo cuando este en caliente no dejéis que se enfríe.
La dejáis enfriar y lista.
Vamos con la cobertura de los cupcakes,  siempre hago butterswiss pero en este caso he hecho una buttercream con aroma de violetas.
Ingredientes:
– 250 gr. de mantequilla sin sal (temperatura ambiente)
– 250 gr. de Icing sugar
– 4 cucharaditas de leche
– 10 gotas de aroma de violetas
Preparación:
– Tamizamos el icing sugar
– Batimos todos los ingredientes durante un minuto a velocidad baja
– Después batimos durante aproximadamente 8-10 minutos a máxima velocidad.
La consistencia será similar a la del helado.

Decoración con Fondant:

Para las decoraciones con fondant he utilizado la marca Funcakes, que es la que más me gusta para modelar.

He utilizado, fondant amarillo, verde, rosa, y blanco, unos polvitos que se llaman CMC para que el fondant se endurezca, coja consistencia y nuestras decoraciones queden mejor, lo conveniente es mezclarlo con el fondant y dejarlo reposar antes de modelar, podéis hacerlo el día antes, envolver el fondant que vayáis a utilizar en papel film. La cantidad, yo echo la punta de un cuchillo para una bola de fondant como la de la foto

dsc_1239El bote que veis en la imagen es el CMC

Las herramientas que he utilizado son cortadores redondos, estecas, etc…os voy dejando fotosdsc_1232

dsc_1236

dsc_1241

dsc_1242

dsc_1244Para los ojos de las ranas he utilizado unos ojos de azúcar que tenía de unos cupcakes que hice de murciélago. También podeis hacerlos con fondant.

dsc_1243Corté un circulo de fondant verde e inserte el ojo de azúcar

Bueno ahora si os presento a los personajes de nuestro cuento:

p1110458_rEl príncipe Rana

p1110475_rp1110472_rLas flores

p1110490_rLa orgullosa princesa

p1110493_r

p1110448_r

p1110453_rEspero que os haya gustado, a continuación os dejo enlace por si queréis ver lo que han preparado mis compañeras del reto, pinchad aquí.

Antes de irme como siempre voy con la anécdota de Valentina:

Esta vez va de la propia entrada, es la primera vez que Valentina probaba la buttercream, y le ha encantado, el caso es que cuando llegaba a la parte del interior de la mermelada, decía: eso rojo no…jejeje , y si le metía bollo en la cuchara decía: bollito no…jajaja, ¡¡menuda golosa que me ha salido!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

 ¡¡¡Dulces Postres!!!
Logotipo Definitivo2.1

 

 

Victoria Sponge Cake por San Valentin

“Febrero”, mes de las fresas!!! mmmm….es una de mis frutas preferidas, y son las perfectas protagonistas de cualquier dulce o postre, son bonitas, vistosas y están buenisssimas!!!

p1110381_r_1

Son ideales para coronar el final de una velada romántica, por cierto…tenemos muy cerquita San Valentín ¿Ya habeis pensado como vais a sorprender a vuestra otra mitad…?

Yo esta vez, me he decantado por una tarta que ya tenía en mente hace mucho tiempo, la verdad es que desde que la vi, fue amor a primera vista. He pensado que esta sería una ocasión especial para prepararla y la verdad es que ha sido todo un éxito, porque esta deliciosa, y queda bastante suave de sabor, así que aquí os dejo mi propuesta para San Valentín, espero que os guste a mi me ha encantado, repetiré seguro…

p1110381_r

Esta tarta se compone de un bizcocho llamado “Pound Cake”  o “Cuatro cuartos” la primera vez que lo hice fue para la receta de la “Tarta San Marcos”, la cantidad de harina y azúcar van en función del peso de los huevos. Para el relleno lleva mermelada de fresa o frambuesa, en esta ocasión, me animé a preparar yo misma la mermelada casera con unas buenas y hermosas fresas,  ahora es la ocasión ideal. He de confesar que siempre me ha dado pereza el tema de las mermeladas, pensaba que era mas complicado, pero todo lo contrario es muy fácil, y el resultado genial, muy buena y mucho más natural que las compradas, he cambiado totalmente de idea

p1110341_r2_2Vamos en primer lugar con la receta de la mermelada (Fuente: Directo Al paladar) hay muchas recetas por la web, a mi me ha gustado mucho esta,  es fácil, y rápida.

Ingredientes:

  • 500 gr. de fresas
  • 250 gr. de azúcar
  • El zumo de 1 limón
  • 1 sobrecito o 2 gr. de Agar Agar (Son unos sobrecitos que podéis encontrar en cualquier supermercado o grandes almacenes, os dejo foto haciendo clic en el nombre)

Preparación:

Lavamos y troceamos las fresas (mejor trozos pequeños) en una olla o cazo, ponemos las fresas con el zumo de limón y 225gr. de azúcar (los otros 25 gr. de azúcar los reservamos para después).

Ponemos a cocer las fresas con el azúcar y el limón a fuego medio durante unos 10 o 15 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando.

Después mezclamos los 25 gr. de azúcar restantes con los dos gramos de Agar Agar y espolvoreamos sobre las fresas mientras seguimos removiendo. Dejamos cinco minutos más subiendo la temperatura del fuego, lo ideal si disponeis de un termometro de cocina, es remover hasta que alcance unos 105 grados de temperatura, después retiramos del fuego.

Al principio la consistencia queda algo liquido, pero luego espesa, hay que dejarlo enfriar.  Luego podéis meterla en un bote hermético y listo.

Ahora vamos con el bizcocho,  yo he utilizado un molde de aproximadamente unos 26cm. , la tarta queda más bajita, pero más ancha, lo he hecho de este modo porque en cuanto al montaje me encantó la idea de la tarta del blog de Maria Lunarillos, os dejo enlace, la receta la he versionado a mi modo.

Ingredientes (para esta receta he doblado las cantidades que os indico a continuación):

  • 3 Huevos
  • El peso de los 3 huevos en azúcar
  • El peso de 2 huevos en harina
  • 100 gr. de mantequilla
  • Ralladura de 1 limón
  • Un pellizco de sal
  • Spray desmoldante (en su defecto, algo de mantequilla y harina para engrasar el molde)

Preparación:

En primer lugar hay que pesar los huevos para saber la cantidad de harina y azúcar que debemos usar. A pesar de que hay que separar posteriormente las yemas de las claras, yo casco los huevos en un bol, todo junto, así podemos saber exactamente el peso y luego separo.

Precalentar el horno 180ºC, calor arriba y abajo.

Separamos las yemas de las claras y las claras las montamos a punto de nieve con el pellizco de sal. Una vez montadas, añadimos sobre ellas las yemas y el azucar, y removemos con una lengua o cuchara de madera, lo haremos con movimientos envolventes no demasiado bruscos para que la mezcla no baje, lo siguiente será añadir la harina, que habremos tamizado previamente,  poco a poco sin dejar de remover, añadimos también la ralladura del limón, vamos removiendo de manera que se vayan integrando los ingredientes, finalmente agregamos la mantequilla que habremos derretido previamente, seguimos removiendo hasta que esta ultima se incorpore bien a la mezcla.

Engrasamos el molde y vertemos la mezcla sobre el, introducimos al horno durante un periodo aproximado de unos 45-60 minutos, aquí ya sabemos que dependerá de cada horno, para estar seguros, una vez transcurridos 40-45 minutos, podemos abrir el horno y comprobar con un palito o stick, si sale limpio, estará listo.

Una vez fuera del horno, lo dejamos enfriar sobre rejilla dentro del molde los primeros diez minutos, transcurrido este tiempo desmoldamos el bizcocho y lo dejamos sobre la rejilla enfriar. Es conveniente hacer el bizcocho el día anterior, para que a la hora de cortarlo se haya enfriado totalmente.

Mientras se enfría el bizcocho, podéis preparar el almíbar, me encantan los bizcochos bien mojaditos y este tipo de bizcocho es ideal para ello…

Almíbar

  • 250 gr. de azucar
  • 250 ml. de agua

En un cazo ponemos el agua y el azúcar a hervir, una vez que comience el hervor, los dejamos unos dos o tres minutos, después lo retiramos del fuego y listo. El almíbar también es aconsejable que lo hagáis el día antes. Una vez se enfríe podéis meterlo en la nevera.

Montaje:

p1110359_r

Una vez el bizcocho se haya enfriado del todo, lo cortamos, yo en este caso he hecho solo un corte, como os comentaba en este caso el bizcocho es ancho pero más bajo, con un solo piso queda perfecto.

Una vez cortado, mojo ambas partes con el almíbar que hemos preparado. Aquí según gustos, la parte de abajo la he mojado bastante, y la de arriba también queda mejor bien mojada, Ojo!!! luego hay que montar la tarta con los bizcochos mojados, no os vayáis a pasar… Podemos dejarlos un rato para que el almíbar empape bien.

Después untaremos la mermelada sobre cada una de las partes del bizcocho, ser especialmente generosos con la parte de abajo. También he usado nata montada para acompañar a la mermelada, yo como siempre he sido fiel a la Nata Vegetal Ambiante, he usado unos 200-250gr.

p1110354_r Para distribuir la nata, he utilizado una manga desechable sin boquilla.

Finalmente con mucho cuidado terminaremos de montar la tarta, poniendo la otra parte del bizcocho encima. Podemos espolovorear con azúcar glace y listo.

p1110358_rEl resultando es espectacular y la tarta esta deliciosa, no tiene más complicación y podéis prepararla de un día para otro, seguro que vuestr@ San Valentín va a quedar encantad@, sin duda os recomiendo que os animeis

Os dejo foto del corte, no fue posible hacer una mejor, pero si quería que lo vierais

p1110397_rPara terminar vamos con la anécdota de Valentina:

Estábamos comiendo en un restaurante americano, y el camarero jefe de repente anunció por el altavoz que había un cumpleaños, entonces todos los camareros se acercaron a la mesa de la homenajeada a cantarle el cumpleaños, Valentina estaba toda emocionada y a la expectativa mirándolo todo, también cantaba, pero cuando terminaron de cantar, me pregunta con su carita de sorprendida: Pero Mama… ¿Y donde esta la tarta?…jejeje

 

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!
 ¡¡¡Dulces Postres!!!
Logotipo Definitivo2.1

 

 

 

 

“Mhancha”

Para finalizar este primer mes del año (¡¡que rápido se ha pasado!!) os traigo una receta un tanto especial,  en primer lugar porque con ella participo por primera vez en el reto de “Una galleta un cuento”  que organiza Patricia de Patty’ s Cake, tenéis toda la información haciendo clic en el nombre del reto. Estoy muy ilusionada y contenta de poder formar parte de este proyecto y espero aprender mucho con ello.
En segundo lugar,  porque se trata de un postre de origen árabe concretamente de Argelia, su nombre “Mhancha” se lo debe a su forma circular parecida a la de una serpiente.  Me pareció  que era apropiado  escoger un postre de este tipo para la temática del reto de este mes ” Las mil y una noches”.
p1110223_r
Es la primera vez que hago este tipo de postre,  y su elaboración es más sencilla en lo que se refiere a utilizar batidoras o amasadoras pues no son necesarias, se trata de un trabajo más manual,  aunque algo más laborioso. El resultado es un dulce bastante contundente,  que recuerda al sabor del mazapán y que sin duda podréis compartir…
p1110222_r
Ahora sí vamos con la receta, os dejo enlace de la receta que he seguido,  por mi parte he hecho alguna que otra modificación,  también os dejo un pequeño paso a paso para que os quede más clara la elaboración…
Ingredientes:
300 gr. De Harina de Almendra
150 gr. De Icing Sugar (también podéis usar azúcar normal, y molerlo bien para que quede muy fino)
100 gr. De mantequilla
1 Tbsp (cucharada) de canela
2 Tbsp (cucharadas) de Aroma de Azahar
Clara de huevo
Pasta Filo ( yo he comprado la de Carrefour)
Decoración:
75 ml de miel
Azúcar glasé
Elaboración:
Primero mezclamos la harina de almendras,  el Icing Sugar,  y la canela ( yo he tamizado el azúcar y la canela) añadimos el aroma de azahar y comenzamos a mezclar todos los ingredientes con las manos incorporando la mantequilla en pequeñas adicciones mientras seguimos amasando, obtendremos una masa como la de la foto

imagenLa dividimos en cuatro bolas…

imagenLo siguiente es formar cilindros con cada bola. Preparamos la pasta Filo.

imagen¡¡¡Parecen chistorras…jejeje!!!

Lo siguiente es enrollar el cilindro de masa en las hojas de pasta Filo,  yo al ser la primera vez (soy algo atrevida para estas cosas, ni pruebas ni nada, ala…) he enrollado el cilindro en una sola hoja,  os aconsejo lo hagáis como mínimo con tres hojas, quedará bastante mejor…

imagenY con la clara de huevo os vais ayudando para que se pegue, pero no abuseis mucho de ella, esto tiende a endurecer luego la cobertura.

Según vais enrollando los cilindros,  vais formando una espiral,  que ponemos en un molde redondo al que habremos puesto previamente papel de horno y engrasado con mantequilla o spray desmoldable.
mhanchaCuando hayamos finalizado el mismo proceso con los cuatro cilindros, metemos el molde en horno, que habremos precalentado previamente, a 120ºC, durante 50 minutos aproximadamente, después una vez transcurrido este tiempo, subiremos la temperatura a 180ºC hasta que se dore.
p1110262_r
Después lo sacamos del horno, y lo dejamos enfriar un poco, mientras calentamos la miel a fuego medio, sin que llegue a hervir.
Finalmente bañamos con la miel y espolvoreamos con azúcar glasé y listo.
p1110271_r
Espero que os haya gustado, a continuación os dejo enlace por si queréis ver lo que han preparado mis compañeras del reto, pinchad aquí.
Por último vamos con la anécdota de Valentina:
Hoy va relacionada con la entrada, cuando me ha visto preparando el postre y enrollando los cilindros, empieza a decir: “Mama, yo quiero fuet, yo quiero fuet…jajajaja. Después ha estado comiendo, al principio se ha mostrado algo reticente pero parece que le ha gustado…jejeje
Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!
 ¡¡¡Dulces Postres!!!
Logotipo Definitivo2.1

Roscón de Reyes

Recién entrados en el nuevo año, en primer lugar desearos muy feliz año nuevo, espero que este año os traiga todo lo mejor, sobre todo salud y bienestar.
Haciendo balance del 2016, la verdad es que por mi parte he de reconocer que no ha sido el mejor año,  por supuesto ha habido cosas buenas,  pero la balanza se ha inclinado a favor, muy a mi pesar, de no muy buenos momentos, comencé el año con mala pata como se suele decir,  tuve una caída bastante fuerte y me hice daño en la rodilla, el doble ingreso de mi hija con tan sólo dos años en el hospital este verano,  y algunas otras tantas cosas más han hecho que estuviera deseando despedirme del año que nos acaba de dejar. Deciros que no suelo mencionar detalles de mi vida personal en mis publicaciones ni en las redes sociales no es mi estilo,  pero siento que en este caso es necesario, pues la finalidad de ello es transmitiros que a pesar de todo, los malos momentos te hacen más fuerte, es irónico pero de todo lo malo que nos sucede siempre sale algo bueno, lo importante es luchar en los peores momentos aunque nos cueste,  debemos enfrentarlos, ser fuertes este es mi consejo para todo aquel que se sienta identificado conmigo. Deseo de todo corazón que este año sea mejor y confío en ello.
Así que después de este episodio sentimental que me acabo de marcar,  vamos con la primera receta del año y como no podía ser de otra manera en la fecha en la que nos encontramos,  ahí os dejo la receta que yo suelo hacer del roscón de Reyes, en esta ocasión he preparado un paso a paso para que podáis ir viendo el proceso,  espero que os guste y os sirva de ayuda si os animáis a prepararlo…¡¡¡mmmm venga que ya huele a Roscón por todas partes….!!!
Ingredientes (Roscón Mediano de aproximadamente 1/2 kg):
450 gr. Harina de Fuerza
100 ml. de agua
100 ml. de aceite de girasol o de oliva suave
25 gr. de levadura fresca
2 Huevos M
100 gr. de azúcar
25 ml. de agua o aroma de azahar
15 ml. de Ron
Ralladura de una naranja
Ralladura de un limón
Una pizca de sal
Para Decorar:
Huevo batido
Fruta Escarchada
Almendra Laminada
Azúcar mojada en aroma de azahar
Relleno:
250-300ml. de Nata montada, yo en mi caso, como siempre uso Nata Ambiante
Preparación:
En primer lugar se pone la harina, previamente tamizada, en un bol grande, en forma de volcán, de modo que el resto de ingredientes los vayamos incorporando en el centro, añadimos los huevos
imagen-1Después incorporamos la levadura fresca prensada que habremos disuelto previamente en los 100 ml. de agua (os aconsejo que este unos diez minutos disuelta en el agua, antes de incorporarla, mientras vais preparando el resto de los ingredientes) añadimos también el azúcar, el agua de azahar, el ron, las ralladuras de limón y naranja y la sal.
imagen-2
Lo siguiente, vamos a mezclar un poco los ingredientes, yo este paso lo hago a mano, os vais a encontrar con una textura bastante pegajosa, paciencia poco a poco vais mezclando e incorporamos el aceite y seguimos mezclando un poco más.
imagen-3
Cuando tengamos mas o menos la consistencia de la foto, comenzamos con el amasado, en mi caso lo hago con el accesorio gancho en la kitchenaid, el amasado es una de las claves para obtener un buen roscón, lo haremos en varios tramos, amasamos 10 minutos y dejamos reposar 3 o 4 minutos.
Primeros diez minutos
imagen-5
Comenzamos a amasar otros diez minutos más y dejamos reposar 3 o 4 minutos
imagen-6La masa va cogiendo suavidad como se aprecia en la foto
En este momento,  podemos probar a coger un trozo de la masa y estirarlo, si se hace transparente y no se rompe estará listo, si no como en mi caso amasamos un poco mas, cinco minutos…
imagen-7Ahora la masa se ve lisa y suave, hacemos la prueba estirando un trozo…
imagen-8No se rompe, así que esta listo para levar…
Preparamos un bol grande, que untaremos con un poco de aceite, podemos untarnos también un poco las manos, seguidamente retiramos la masa del bol donde la hemos amasado, formamos un bola y la introducimos en el bol que hemos untado de aceite, tapamos con papel film y dejamos en una zona de la casa donde este calentito y no haya corrientes, para que leve, y doble su volumen, yo en mi caso, han sido cuatro horas, tenéis tiempo para hacer alguna cosilla mientras nuestro roscón duerme y crece…jejeje
Otra de las claves para que salga un buen roscón, es el fermentado, es importante respetar el tiempo de los levados, y no sobrepasarlo
imagen
Transcurridas las cuatro horas, una vez haya doblado su volumen…
imagen
Nos untamos de nuevo las manos con un poquito de aceite, también la superficie donde vayamos a amasar, y lo sacamos del bol, amasamos unos minutos quitando aire a la masa y formamos una bola, a la que hacemos un agujero en el centro, y le vamos dando la forma del roscón. Colocamos nuestra masa ya formada en la bandeja donde vayamos a hornearla sobre papel de horno, y le ponemos un aro o algo de forma circular en el centro para que no se nos cierre con el fermentado, después lo tapamos y lo dejamos levar durante una hora más…
Transcurrido este tiempo, pincelamos con huevo batido y decoramos con la fruta escarchada, las almendras, el azúcar.
 img_20161218_092512
Ya lo tenemos listo para introducirlo al horno que habremos precalentado 180ºC, calor arriba y abajo (podéis precalentar el horno en el momento que vayáis a empezar a amasar)
Horneamos unos 25-30 minutos, cuando empiece a oler la casa a Roscón será la señal para indicaros que el roscón ya esta listo….
p1110132_r
Dejamos enfriar y después podemos cortarlo y rellenarlo. En mi caso me he ayudado de una manga y boquilla para rellenarlo.
El siguiente paso…y este es el mejor…comernoslo…ñam ñam
p1110155_r
Espero que os guste y os animeis hacerlo, la verdad es que sale riquissimo, ayer lo lleve a mis compañeras del trabajo y se quedaron encantadas, creo que su lunes se hizo algo más ameno…jejeje
Para terminar vamos con la anécdota de Valentina:
Una tarde que fuimos al centro, nos pasamos por el Horno de San Onofre, me encantan los polvorones que tienen, y compramos algunos…una de las dependientas, salió para saludar a Valentina y le regalo una moneda de chocolate de esas con el envoltorio dorado. Valentina salió muy contenta de la tienda con su moneda, ella ignoraba que fuese de chocolate. Cuando llevábamos un rato caminando por la calle, ella con su moneda en la mano, me dice: “Es para dársela a un señor”, quería echarsela a una persona que estaba tocando música en la calle…jejeje, le dije: ” No, esta es de chocolate, es para ti, mira, su carita se iluminó cuando me vio quitar el envoltorio para dársela…” Me encanta la inocencia que tiene, ojala no se perdiera”
Ahora si me despido, como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!
 ¡¡¡Dulces Postres!!!
Logotipo Definitivo2.1

Dark Chocolate Bundt Cake

El pasado martes día 15 de noviembre fue el National Bundt Cake Day 2016, este es el tercer año que participo en el concurso organizado por Ilovebundtcakes, que este año consistía en publicar una foto en Instagram de una de las tres categorías que han creado,  tenéis toda la información en su página.
Me encanta poder participar, hacer lo que más me gusta, encender el horno y después hacer las fotos al protagonista de esta historia.
Yo me he decantado por la categoría de chocolate,  con este Dark Chocolate Bundt Cake
p1110027-r
Siempre suelo hacer otro tipo de bizcochos y quizás a Valentina no le hace mucha gracia,  así que como le pirra el chocolate  (a pesar de no haber cumplido aún los tres años)  tenía ganas de hacer una receta íntegramente de Chocolate en la que este fuera el protagonista y no un componente.
Finalmente me decidí por la receta que venía con el molde,  es una receta americana,  así que la he adaptado y he cambiado algún que otro ingrediente,  y el resultado me ha sorprendido,  porque el bizcocho queda muy esponjoso y a pesar del chocolate,  no resulta demasiado empalagoso….ahora sí vamos con la receta…
p1110069-r
Ingredientes:
170 gr. de Harina
45 gr. de cacao en polvo sin azúcar (yo siempre uso la marca Valor)
1/2 tsp (cucharadita ) de bicarbonato de soda
170 gr. de mantequilla sin sal
375 gr. de azúcar
113,4 gr. > 1 Tableta de Chocolate Valor fundido (yo he usado la tableta de sin azúcar añadido con Stevia)
4 Huevos tamaño L
1 tsp. (cucharadita) de extracto o pasta de vainilla
30 gr. de yogur Natural (en mi caso azucarado)
150ml. de Buttermilk (120ml. de Leche + 2 tsp. (cucharaditas) de zumo de limón (medio limón aproximadamente)
100 – 115 gr. de Nestle Buttersckot Caramel (opcional)*
*Estas pepitas están buenísimas, pero deciros que el bizcocho en sí queda tan esponjoso y suave, que podéis hacerlo sin ellas también.
p1110097-r
Preparación:
En primer lugar, en un bol o recipiente tamizamos la harina, el cacao y el bicarbonato de soda y reservamos.
Lo siguiente será preparar la buttermilk, añadimos a los 120ml. de leche el zumo de limón y dejamos reposar.
Precalentamos el horno a 180ºC
En una batidora de pie o con una de varillas, batimos la mantequilla y el azúcar, hasta que la mezcla blanquee y se vea esponjosa, a continuación añadimos los huevos uno a uno, es conveniente hacerlo de este modo, incorporandolos de uno en uno, hasta que la mezcla sea homogénea, en este punto añadimos el chocolate que habremos fundido previamente, podéis hacerlo en microondas o en un cazo , batimos el chocolate y añadimos la vainilla y el yogur, continuamos batiendo.
Ahora le toca el turno los ingredientes secos,  harina, cacao y bicarbonato, añadiremos estos ingredientes a nuestra mezcla, en tres veces, alternando cada vez con la buttermilk que hemos preparado, empezaremos con la harina y terminaremos igualmente. Después de mezclar bien los ingredientes, no es necesario sobrebatir, terminaremos mezclando con una lengua con movimientos envolventes. El último paso antes de ir al horno es incorporar las pepitas de caramelo, no hagáis como yo, que aun sabiendo que debía enharinarlas antes de echarlas no lo hice y se fueron todas al fondo del molde….¡que le vamos a hacer!
Engrasamos nuestro molde,  y con ayuda de un pincel vamos repasando cada rendija del molde de abajo a arriba, de manera que todo quede bien impregnado, después vertemos la mezcla, lo haremos desde un mismo punto y que se vaya repartiendo por todo el molde, al final ayudaremos un poco, ya que al ser algo espesa, cuesta que se reparta sola, después alisamos con una espátula y sobre un paño le damos al molde unos pequeños golpes para que se termine de incorporar bien todo, a continuación metemos al horno sobre rejilla, calor arriba y abajo, aproximadamente 50-60 minutos, esto también depende de cada horno, en mi caso suele ser algo más de una hora.
Transcurridos 45 minutos, podemos abrir el horno y comprobar el estado del bizcocho con un palito o stick. Cuando veáis que sale seco, el cake estará listo, en caso de que siga saliendo manchado dejaremos otros 5-10 minutos y comprobaremos de nuevo.
Una vez listo, lo sacaremos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla, durante exactamente 10 minutos, ni más ni menos, momento en el que procederemos a desmoldar el bizcocho. Es importante tener en cuenta estos consejos, cuando se trata de este tipo de moldes. Cuando hayan pasado los 10 minutos, cogeremos el molde y lo moveremos de abajo a arriba, de izquierda a derecha, varias veces, enseguida vais a oír como el cake salta un poco dentro del molde, es el momento….desmoldamos y dejamos enfriar sobre rejilla y después a disfrutar…
p1110062-r
 Antes de despedirme, como siempre os dejo con la anécdota de Valentina…
Este año esta siendo bastante más complicado que años anteriores, Valentina esta afirmando su personalidad y demuestra que tiene bastante carácter, el otro día, estábamos hablando mi marido y yo y de repente viene y le dice a su padre: Papa, ¡¡no digas tonterías….!! jajajaja nos dejo con cara de tontos a los dos…

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

 

¡¡¡Dulces Postres!!!

Logotipo Definitivo2.1

COULANTS DE LIMÓN CON CONFITURA DE ARANDANOS

Comenzamos el mes de noviembre,  ¡¡¡se pasa volando!!!, dentro de nada estamos comiendo turrón,  pero de momento yo os traigo unos “Coulants de limón con confitura de arándanos”.
p1100945-r
Antes de ir con la receta os contaré que además de la Repostería me apasiona la fotografía y desde este verano, tras hacer un curso de Fotografía Culinaria, me apasiona mucho más. Y bueno aunque no tengo todo el tiempo que me gustaría para poder dedicarme a ella, siempre intento buscar un hueco.
p1100818-r
Hay alguno de esos días en que los astros se alinean a tu favor y fue uno de esos días que pude ponerme a practicar, cuando hice las fotos que os muestro en esta entrada. Espero que os gusten, todavía me queda mucho por aprender pero creo que voy avanzando aunque sea a poquitos.
 p1100809-r
Ahora sí, sin más dilación vamos con la receta de estos coulants que son perfectos para disfrutar de un paréntesis en la rutina diaria haciendo lo que más te gusta…
Ingredientes:
– 1 o 2 limas *
– 3 Huevos
– 150gr. de mantequilla
– 150gr. de Harina
– 1/2 sobre de Levadura (8gr.)
– 150gr. de azúcar glas
– Azúcar glas para la decoración
– 1 pizca de sal
– Confitura de arándanos
* Yo lo hice con una sola, para mi gusto hubiera echado otra más.
p1100912-r
Preparación:
En primer lugar servimos la confitura en un bol y la  metemos en el congelador, mientras preparamos la receta (yo utilizo una cubitera de formas esféricas). Podéis hacerlo antes incluso, para que este un mínimo de dos horas refrigerando.
Tamizamos la harina y la levadura, rallamos las limas y reservamos.
Exprimimos las limas y reservamos el zumo.
Derretimos la mantequilla en un cazo a fuego lento y la dejamos enfriar.
En un bol o recipiente batimos los huevos, con el azúcar glas (previamente tamizada) y la sal, hasta que la mezcla blanquee, después añadimos la mantequilla derretida, el zumo de limas y agregamos la harina con la levadura y la ralladura que habíamos reservado, hasta que la mezcla sea homogénea.
Precalentamos el horno a 190º C.
Engrasamos (yo uso spray desmoldante) 6 moldes individuales, yo use estos de la marca lekue. Rellenamos los moldes hasta la mitad, extraemos las bolas de confitura ayudándonos de una cuchara de helado y echamos una en cada molde en el centro, cubrimos con el resto de la masa hasta dos tercios de la altura de los moldes (ojo yo tengo cierta tendencia a rellenar demasiado los moldes y luego suben bastante) horneamos unos 15 o 20 minutos aproximadamente.
Una vez listos, sacamos del horno y los dejamos sobre una rejilla unos 10 minutos, transcurridos los cuales, desmoldamos los coulants y los dejamos enfriar. Después puedes espolvorearlos con azúcar glas y listos para tomar.
p1100965-r
Es la primera vez que los he hecho y la verdad es que están deliciosos, es otra alternativa a los Coulants de Chocolate, espero que os animeis y probeis a hacerlos.
Antes de despedirme, vamos con la anécdota de Valentina:
Hace poco, estuvimos en Faunia, era su primera vez. Cuando entramos en uno de los pasadizos que tienen que emula unas cuevas con pinturas rupestres, mi cuñado se puso a hacer risas diabólicas al adentrarnos en la oscuridad y Valentina que iba en brazos de su padre, le coge la cara y le dice: Pero, y donde esta el monstruo?? jajajaja

Agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de Instagram o Facebook si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Logotipo Definitivo2.1