DONUTS DE CHOCOLATE

Hola a tod@s!!!

Hoy vengo con una receta que estaba entre mis pendientes y tenía muchas ganas de hacer, el empujón final para decidirme a hacerlos, ha sido como no gracias a Esther del blog Cocinando Sabores, que mensualmente en la red de Instagram, nos propone retos para que nos animemos a realizar nuestra propia Repostería casera y disfrutar del resultado con nuestras familias.

Yo estoy encantada con este tipo de iniciativas, así que intento participar siempre que puedo, os animo a que echéis un vistazo por Instagram y veáis todas las propuestas geniales bajo el hastag #donutworrysiescasero

Antes de decidirme por una receta u otra estuve viendo algunas recetas. Tenéis gran variedad en la web, pero yo os aconsejo las que más me han gustado: Susana del blog Webosfritos que es una experta en el tema, también me ha gustado la del blog de Sweetandsour, pero finalmente me he decantado por la Receta del blog de Unodedos, vamos con ella…

Ingredientes (Salen bastantes donuts con estas cantidades, unos 21 donuts, si no queréis tantos dividir las cantidades a la mitad).

Prefermento > En primer lugar tenemos que preparar una primera masa o poolish que luego incorporaremos a la masa principal.

  • 120 gr. de Harina de Fuerza
  • 120 ml. de Leche tibia
  • 5 gr. de Levadura Fresca

Disolvemos la levadura fresca en la leche que debe estar ligeramente templada y la dejamos reservada mientras tamizamos la harina. Después mezclamos todo en un bol, yo este paso lo hago con las manos. Obtendremos una masa pegajosa, formamos una pequeña bola y la dejamos reposar en un bol tapado con papel film o un paño, debe duplicar su volumen, tiempo de levado: Una hora aproximadamente.

Masa Principal> Prepararemos otra masa a la que añadiremos el prefermento o primera masa.

  • 350 gr. de Harina de Fuerza
  • Prefermento Previo
  • 1 pizca de sal
  • 80 ml de leche
  • 75 gr. de Azúcar
  • 2 cucharadas de miel
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 huevos L
  • 80 gr. de mantequilla
  • Aceite de Girasol para freír
Transcurrido el tiempo de levado del prefermento o poolish comenzamos a prepara la masa principal.
En primer lugar debéis tener en cuenta que los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, la mantequilla debe tener consistencia pomada, por eso es aconsejable sacarla de la nevera lo primero, los huevos y los 80ml de Leche también deben estar a temperatura ambiente.
Introducimos en el bol de la amasadora, la harina con el prefermento, la sal, la leche, el azúcar, la miel, la canela, el aroma de vainilla y los huevos previamente batidos. Amasamos durante unos cinco minutos e incorporamos la mantequilla, seguimos amasando otros cinco-diez minutos más, o hasta que la masa se vea suave aunque pegajosa y empiece a despegarse de las paredes del bol.
Untamos un bol con aceite y también nos untamos las manos, sacamos la masa del bol, será bastante pegajosa, hacemos una bola y la metemos al bol, tapamos con papel film o un paño y dejamos que duplique su volumen, hora y media – dos horas.
Una vez hayan levado, podéis continuar con el siguiente paso o bien meterlo al frigorífico y lo dejamos toda la noche, yo hice esto último.
A la mañana siguiente, sacamos del frigorífico y dejamos enfriar la masa una hora aproximadamente, es importante que no esté fría, después desgasificamos sobre una superficie enharinada y dejamos reposar unos diez minutos.
Mientras la masa se enfría, podéis preparar el papel de horno, yo lo he cortado en cuadrados para después poder disponer los donuts sobre ellos y de esta manera cuando vayáis a freírlos lo cogeis directamente con el papel de horno sin tener que tocar el donut y que se deforme.
Pasado este tiempo, estiramos la masa con un rodillo y vamos cortando bien con el cortador de donuts o con cualquier utensilio en forma de círculo que tengáis, los centros pueden hacerse con un tapón de plástico.
Tapamos los donut con papel film y dejamos levar hasta que doblen su volumen, unos cuarenta minutos aprox.
Lo siguiente será freír los donuts:
Es importante que dispongais de una sarten onda o una olla con fondo para freir los donuts. Yo use un litro de aceite.
La temperatura del Aceite, es aconsejable que este a unos 160 grados, si tenéis freidora o bien podéis haceros con un termómetro digital para poder medirlo mucho mejor. En mi placa vitroceramica, consigo esta temperatura en la posición 5 o 5,5 de 9 posiciones, os lo digo por daros una aproximación si no disponeis de termometro.
Una vez alcanzada la temperatura, comenzamos a freír los donuts, yo los voy incorporando uno a uno, cogiéndolo como os he explicado antes con el papel de horno, lo echamos dándole la vuelta al donut de forma que nos quedemos con el papel en la mano, con cuidado de no quemarnos.
Freiremos cada donuts, un minuto por cada lado, es importante dejar flotar el donut en el aceite no hundirlo. Según vamos friendo los vamos sacando y poniendo sobre una fuente con papel de cocina para que absorba el aceite y dejamos enfriar.
Yo como salieron muchos, ese mismo día los congele, así luego puedes ir sacándolos según necesidad y están tan buenos como el primer día.

Ahora os cuento la segunda prueba que hice de donuts, la verdad es que no soy de Dulces fritos, no hago rosquillas, ni estrellas, únicamente torrijas como no…? Así que, quería probar a hacerlos en el horno, hice la misma receta, dividiendo las cantidades y añadiendo alguna pequeña modificación:

Infusioné la leche del prefermento con cáscara de naranja y algunas vainas de cardamomo, después colé la leche y mezcle con la Levadura para que se disolviera. El resto del proceso igual salvo la parte final, horno precalentado a 180 grados, tiempo de horneado 10-15 minutos.

Finalmente he de reconocer que a pesar de mi descontento inicial, me quedo con la primera prueba, los fritos. El horno es una opción más sana y también están buenos, pero la miga, el sabor del donut que conocemos me lo recuerda más el frito.

Vamos con el glaseado, que en mi caso no lo es, yo he preparado una cobertura de chocolate, la misma que si fuera para una tarta, mi experiencia con los glaseados no es muy buena y pensé que quedaría igual de bien.
Ingredientes (para decorar unos 12 donuts):
  • 100 gr. de chocolate para fundir
  • 100 ml. de Nata Liquida
  • 25 gr. de mantequilla

Podéis variar las cantidades, la nata y el chocolate siempre son la misma cantidad de uno que de otro, con la mantequilla hacéis una regla de tres.

Preparación:

En un cazo, fundimos el chocolate en la nata liquida y una vez se haya fundido añadimos la mantequilla, fundimos la mantequilla en el chocolate, y retiramos del fuego. Tendremos una consistencia más o menos densa, dejamos enfriar un poco, no demasiado, lo ideal para poder mojar los donuts. Vertemos la mezcla en un bol y vamos metiendo los donuts boca abajo y mojandolos en el chocolate, después los disponemos en una rejilla y los dejamos para que el chocolate enfríe.

La verdad es que han tenido muchísimo éxito , más del que yo esperaba, ya que cuando los hice, no quede muy contenta, con el resultado, mas que nada porque creo que como en todo, exige practica y al ser la primera vez, la forma no me quedo como esperaba, eso si la masa y el sabor eran los adecuados y ya con el chocolate cambié de opinión, aunque os diré que yo solo he podido catar uno y es este que os muestro, al que le dí el mordisco para la foto, el resto volaron sin piedad…jajajaja

Como siempre os animo a que intentéis hacerlos. Como todas las masas exige respetar los tiempos de levado, y el tema de freír quizás es lo más engorroso, aunque todo es organizarse, pero merece la pena el esfuerzo porque el resultado es lo más gratificante y sabes que estas consumiendo un producto hecho en casa, elaborado por ti, sin tanto azúcar, sin aditivos, sin conservantes ni colorantes, que me decís? Si alguien se anima me gustaría ver el resultado, os espero…

Bueno ahora vamos con la anécdota de Valentina:

Hoy y mañana con motivo de las fiestas de carnaval, no tiene colegio, así que han venido mis suegros para quedarse con ella. Mientras yo me preparaba para marcharme a trabajar ella estaba en el salón con ellos. Últimamente ve una serie de Netflix que se llama ” A Rienda Suelta ” va de caballos, a Valentina le apasionan los caballos. El caso es que voy al salón y con el mando de la tv en la mano me dice: ” anda mamá ponme ” A Rienda Suelta ” que estos no saben, refiriéndose a mis suegros…😂😂😂 que niña!!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Anuncios

Nevaditos

Hola a tod@s!!! He estado un poco desconectada tras las navidades, pero me alegra estar de vuelta y que sea para retomar de nuevo el reto Una galleta un cuento organizado por Patricia de Patty’s Cake. Para este mes nuestra cita es con Heidi, cuento elegido por la ganadora del reto anterior Mar Ang del Blog Recetas ABC, con su Dulce de Mango y Piña.

Bueno creo que el cuento de Heidi lo conocemos todos, pero como siempre os dejo un breve resumen:

Heidi es una niña huérfana, llena de vida, alegre y bondadosa que vive en las montañas con su abuelo. Ella es muy feliz y ademas tiene a su amigo Pedro, que es pastor de ovejas y con él vive infinidad de aventuras. Pero un día el destino de la niña cambia, su tía quien la había encomendado al cuidado de su abuelo, se la lleva a la ciudad ya que considera que la vida que lleva en el campo no es lugar para una niña y debe aprender modales y estudiar. Heidi esta muy triste, aunque allí conoce a Clara una niña que pasa sus días en casa  a consecuencia de su invalidez, y entre ambas se crea una gran amistad, pero esto no hace que Heidi se olvide de su vida anterior echa mucho de menos a su abuelo y a Pedro. En su actual residencia, tendrá que lidiar con la quisquillosa Srta. Rottenmeier…

Si queréis más información sobre el cuento y la autora os dejo enlace, haz clic aquí.

Ya lo se, no se me ha ido la pinza,  se que se han pasado las navidades,  pero la receta de estos Nevaditos era ideal para Heidi,  ella que vive rodeada de montañas y de nieve,  me pareció lo más acertado.

Había que darle ambiente así que aunque estemos a finales de enero,  creo que aún estamos a tiempo de disfrutar de una receta un tanto navideña.
Si habéis echo polvorones,  veréis que ambas recetas son parecidas,  pero he de decir que aunque me encantan los polvorones,  me ha gustado mucho más hacer los Nevaditos,  la masa es más fácil de trabajar,  porque no se desmiga tanto y el toque del vino de jerez les da un aroma y un sabor especial.  Así que ya tenéis una receta para las próximas navidades,  que además de ricos,  son ideales por si quieres hacer un regalo,  se pueden envolver en el mismo papel de polvorones o si no dispuestos en una cajita,  les van a encantar.
Vamos con la receta…hay muchas recetas por la web y todas muy parecidas. Os dejo enlace de la que yo he tomado referencia,  con alguna pequeña modificación.
Ingredientes (Con estas cantidades os pueden salir unos 12-16, a mi me salieron 8 porque los hice muy gruesos):
  • 100 gr. de manteca de cerdo
  • 250 gr. de Harina de trigo
  • 60 ml. de Vino blanco fino de jerez
  • Un poco de ralladura de limón
  • 40 gr. de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar glas para decorar

Utensilios:

  • Rodillo
  • Cortador circular
  • Colador o tamiz para decorar

Preparación:

En primer lugar, la manteca de cerdo debe estar a temperatura ambiente, debe tener consistencia de pomada como la mantequilla, os aconsejo sacarla un buen rato antes de poneros con la receta.

En un recipiente o bol, mezclamos la manteca de cerdo, con la ralladura de limón, el azúcar y la sal y mezclamos bien, después incorporamos poco a poco la harina intercalando adicciones de vino de forma que se vaya mezclando y formando la masa, yo lo he hecho de esta manera ya que fui incapaz de hacerlo según lo que indica la receta. Finalmente obtenemos una masa que envolveremos en papel film y dejaremos reposar en el frigorífico, yo deje la masa toda la noche.

Al día siguiente, o en un periodo no menor a dos horas, sacamos la masa y la dejamos atemperar, yo como había estado toda la noche, la deje una hora aproximadamente.

Precalentamos el horno 180º C, calor arriba y abajo.

Una vez lista, estiramos la masa con un rodillo, dejando el mismo papel film en el que esta envuelta entre medias del rodillo y la masa para evitar que se pegue.

Cuando hayamos obtenido el grosor que queremos, comenzamos a cortar la masa con el cortador de circulo y los vamos disponiendo en la bandeja donde los vayamos a hornear, yo utilizo una bandeja para galletas.

Horneamos durante 20 o 30 minutos, en mi caso 30 minutos, hasta que veáis que se doran los bordes.

Después los dejamos enfriar sobre rejilla y cuando hayan enfriado, espolvoreamos bien de azúcar glas.

El resultado es una masa tipo hojaldre de rico sabor,  si sois de los que os gusta este tipo de Dulces, con un café están muy buenos, eso sí como son caseros conviene consumirlos cuanto antes si no se is quedarán duros, aunque no creo que lleguen, en mi casa volaron en el mismo día, no dio tiempo.

Como veis es una receta muy sencilla y fácil de hacer, no he usado batidoras, no es necesario y no lleva mucho tiempo únicamente respetar el tiempo de frío en el frigorífico, ya que es necesario para obtener una buena masa.

A continuación os dejo enlace para que podáis ver lo que han preparado mis compañeras del reto, haz clic aquí.

Para terminar como siempre os dejo la anécdota de Valentina:

Estas navidades los Reyes le dejaron a Valentina una especie de zoológico mitad parque jurásico ya que había de todo,  animales y dinosaurios,  estaba todo montado simulando un parque con sus zonas de agua para los “hipototamos” como dice ella 😂😂😂.  Hemos dejado el ficticio parque ocupando la mesa del salón hasta la semana pasada,  le explique que había que recogerlo y que podría jugar con los animales y el fin de semana podríamos ponerlo de vez en cuando,  accedió aunque no le gusto mucho la idea. Una tarde se puso a jugar con los animales y la oigo decir: “Bienvenidos al parque, aunque no hay parque…”😂😂😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

 

 

 

Galletas de Jengibre y Canela

Hola de nuevo a tod@s y felices fiestas!!!  Por los pelos llego para participar en el extra de Navidad de “Una galleta un cuento” que como ya sabéis organiza Patricia de Patty’s Cake.  Está entrada es especial porque es la última del año y el cuento ha sido elegido a votación por todas las participantes así es que no quería perdérmelo.
En  esta ocasión el protagonista de nuestra historia es Rudolf el reno de la nariz colorada Rudolfph:
Rudolfph es uno de los 9 renos que tiran del trineo de Papá Noel para repartir los regalos el día 24 de diciembre Rudolfph se incorpora al resto de los renos el último y según cuentan el resto de los renos hace burlas y chistes sobre su nariz colorada y luminosa esta situación cambia cuando una noche con mucha nieve y Papá Noel no puede seguir con su trayecto gracias a la nariz de Rudolfph consiguen llegar a todos los hogares desde este momento Papá Noel pone al frente de los demás renos a Rudolfph para que esté les guíe.
Hace un par de semanas no sabría si podría participar llevo cosa de un mes con problemas en la mano derecha y he estado de baja, ante esta situación como no podía cocinar me dedicaba a ver Canal Cocina para consolarme. Y de ahí es de donde saque la idea y la receta que hoy he escogido para el reto me encanta Lorraine Pascale y en uno de los programas especiales de Navidad descubrí su receta de galletas de jengibre y canela y pensé que era ideal para el reto.
He tenido que adaptarla un poquito, al no disponer de algunos de los ingredientes que ella utiliza, pero igualmente han quedado muy ricas, así que yo contenta por haber podido hacerlas, aunque ello haya supuesto que hoy estoy de nuevo con dolor de mano, pero es que es muy difícil estarse quieta cuando te apasiona tanto algo y encima en estas fechas, seguro que muchas me entendéis…
Vamos con la receta:
Ingredientes (Para unas 24 galletas aproximadamente):
  • 100 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar moreno molido (yo he usado panela)
  • 2 cucharadas de sirope ( yo he usado miel)
  • 1 cucharada de melaza ( yo he usado sirope de arce)
  • 1 cucharada de jengibre
  • 1 cucharada de canela
  • 1 buen pellizco de clavo en polvo ( espolvoreé cuatro veces el bote)
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 250 gr de Harina

Preparación:
Ponemos en un cazo mediano la mantequilla,  el azúcar moreno molido, el sirope, la melaza,  el jengibre la canela y el clavo en polvo,  calentamos a fuego lento,  dejamos que se disuelva todo de 3 a 4 minutos removiendo,  retiramos del fuego y añadimos el bicarbonato y la harina poco a poco,  hasta obtener una masa suave pero firme.  Una vez lista dejamos que la masa se enfríe a temperatura ambiente durante 5 minutos no más.
Enharinamos la mesa y alisamos con un rodillo y volteamos todo el rato la masa, dejamos un cm de espesor.
Cortamos y desalizamos las galletas sobre la bandeja de hornear.
Introducimos en el horno precalentado a 180 grados,  10 minutos , incluso os díria que menos tiempo de horneado, estas galletas de por si quedan algo duras, es importante no excederse con el horno ya se pueden quedar demasiado duras.
Decoración:
En este caso he decidido hacer con las galletas adornos para colgar en el árbol de Navidad, creo que es una idea muy original e ideal para regalar a vuestros familiares en estas fechas para ello he utilizado lo siguiente:
  • Sprinkles de color rojo para la nariz
  • Cortador en forma de reno
  • Mermelada para usar como pegamento
  • Pincel fino para la mermelada
  • Cordel para colgar la campanilla
  • Campanillas pequeñas (yo las he comprado en Teddy)
  • Cordón plateado para colgarlo del árbol
  • Esteca con esfera, para marcar la nariz
  • Esteca tipo punzón para hacer el agujero (el agujero lo he hecho antes de hornearlas, aunque después del horneado se había cerrado un poco y lo he tenido que remarcar después,  cuidado no os cargueis la galleta, lo digo porque yo si rompí una)
  • Soportes de aluminio para colgar adornos navideños. También podéis encontrarlo en Teddy,  yo los he usado para simular las astas.

Espero que os hayan gustado, no había probado estas galletas y de sabor quedan deliciosas!!!

A continuación os dejo enlace donde podéis ver el resto de propuestas que han preparado mis compañeras del reto, haz clic aquí.

Y ahora me despido, hoy en lugar de anécdota quiero aprovechar para desearos un Feliz Año Nuevo, deseo de todo corazón que el nuevo año os traiga todo lo mejor, sobre todo salud y bienestar, Felices Fiestas!!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Roscón de Chocolate

Hola a tod@s!!!  Al fin de nuevo por aquí,  estas últimas semanas no están siendo muy buenas para mi en lo que a salud se refiere,  por ello esta entrada será cortita, espero mejorar y volver a la normalidad.
Tenía pendiente subir la receta del Roscón de Chocolate que preparé hace un par de semanas,  para el reto organizado en Instagram por nuestra querida Esther del blog Cocinando Sabores. La propuesta esta vez consistía en hacer nuestro propio roscón casero tradicional, en casa y es lo mejor, os puedo asegurar que si os animáis a hacer uno ya no volveréis a comprarlos,  nada que ver con lo comercializado, hay un abismo.
Quizás me estoy emocionando un poco,  pero es que desde que hice mi primer Roscón, me enamore,  ya os he contado en otras ocasiones que me encantan las masas levadas,  si no hago más es por falta de tiempo. Os digo sinceramente que merece la pena dedicar unas horas para elaborar este maravilloso dulce que es tradicional en nuestro país ,  os animo a ello, eso sí debéis tener en cuenta que lo más importante en su elaboración es respetar los tiempos de fermentación,  es imprescindible para obtener buenos resultados. Ahora ya si voy con la receta que he dicho que iba a ser corta y menuda charla os estoy dando…jejeje
La idea de hacerlo de chocolate la saque de la receta de Roscón de Chocolate del libro de Alma Obregón “Un año de Dulces”  lo que hice fue incluir algunos de los ingredientes de su receta en la receta que yo hago habitualmente de Roscón, os dejo enlace aquí, incluyo un paso a paso con fotos para que podáis ver mejor el proceso, por si os apetece echar un vistazo, queda delicioso, tierno, suave y esponjoso!!!
Ahora ya de verdad vamos con la Receta:
Ingredientes(Con estas cantidades os sale un roscón mediano-grande o dos pequeños):
  • 450 gr. Harina de Fuerza
  • 100 ml. de agua
  • 100 ml. de aceite de girasol o de oliva suave
  • 25 gr. de levadura fresca
  • 2 Huevos M
  • 100 gr. de azúcar
  • 35 gr de cacao Valor
  • 100 ml de Leche
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 rama de canela
  • Pizca de sal
  • Ralladura de una naranja
  • 1 cucharadita de Aroma de Azahar
  • Huevo batido para pincelar el Roscón

Para la Decoración:

  • Ganache de chocolate
  • Lacasitos

Preparación:

Calentamos la leche con la vainilla,  la rama de canela y la sal,  y retiramos antes de que llegue a hervir,  tapamos y dejamos enfriar.

Se pone la harina, previamente tamizada, junto con el cacao en polvo, en un bol grande, en forma de volcán, de modo que el resto de ingredientes los vayamos incorporando en el centro, añadimos los huevos.

Después incorporamos la levadura fresca prensada que habremos disuelto previamente en los 100 ml. de agua (os aconsejo que este unos diez minutos disuelta en el agua, antes de incorporarla, mientras vais preparando el resto de los ingredientes) añadimos también el azúcar, el agua de azahar, la ralladura de Naranja y la mezcla de leche, canela y vainilla que habiamos preparado al principio.

Lo siguiente, vamos a mezclar un poco los ingredientes, yo este paso lo hago a mano, os vais a encontrar con una textura bastante pegajosa, paciencia poco a poco vais mezclando e incorporamos el aceite y seguimos mezclando un poco más.

Comenzamos con el amasado, en mi caso lo hago con el accesorio gancho en la kitchenaid, el amasado es una de las claves para obtener un buen roscón, lo haremos en varios tramos, amasamos 10 minutos y dejamos reposar 3 o 4 minutos. Repetiremos esta operativa 3 veces, en total 30 minutos dejando intervalos de 3 o 4 minutos de reposo.

Para probar si esta lista la masa podemos probar a coger un trozo de la masa y estirarlo, si se hace transparente y no se rompe estará listo. Con el tiempo de amasado que os indico es suficiente.

Preparamos un bol grande, que untaremos con un poco de aceite, podemos untarnos también un poco las manos, seguidamente retiramos la masa del bol donde la hemos amasado, formamos un bola y la introducimos en el bol que hemos untado de aceite, tapamos con papel film y dejamos en una zona de la casa donde este calentito y no haya corrientes, para que leve, y doble su volumen, yo en mi caso, han sido cuatro horas.

Transcurridas las cuatro horas, una vez haya doblado su volumen, nos untamos de nuevo las manos con un poquito de aceite, también la superficie donde vayamos a amasar, y lo sacamos del bol, amasamos unos minutos quitando aire a la masa y formamos una bola, a la que hacemos un agujero en el centro, y le vamos dando la forma del roscón. Colocamos nuestra masa ya formada en la bandeja donde vayamos a hornearla sobre papel de horno, y le ponemos un aro o algo de forma circular en el centro para que no se nos cierre con el fermentado, después lo tapamos y lo dejamos levar durante una hora más…

Transcurrido este tiempo, pincelamos con huevo batido

Ya lo tenemos listo para introducirlo al horno que habremos precalentado 180ºC, calor arriba y abajo. Horneamos unos 25-30 minutos.

Preparación del Ganache:

Fundiremos 150 gr. de chocolate para fundir, en 150 gr. de Nata liquida, cuando adquiera espesor y consistencia, echamos 25 gr. de mantequilla y removemos hasta que se funda y el chocolate adquiera un tono brillante.

Dejamos enfriar un poco, pero no demasiado y bañamos el Roscón, una vez este último haya enfriado.

Por ultimo decoramos con los lacasitos por encima del baño de la ganache, también podéis utilizar otro tipo de decoraciones, según gustos, gominolas, pepitas de chocolate, etc…

Ultimo paso, creo que ese no tengo que deciroslo…mmmm!!! Espero que os animeis, vuestros familiares van a quedar encantados!!!

Bueno espero poder volver pronto con vosotros, pero si no es así, desearos que paséis una Felices Fiestas y Año Nuevo, os deseo de todo corazón, salud y bienestar y todo lo mejor para el 2018.

Para despedirme, vamos con la anécdota de Valentina:

Hace dos fines de semana, Valentina estuvo en el pueblo con sus abuelos, ella andaba por allí jugando y montando en su bici, mi suegra pues haciendo los quehaceres de la casa como siempre, mas tiempo de pie que sentada. Después de comer, en un rato de descanso para todos, Valentina ve a mi suegra sentada y la dice: Y tu que haces ahí sentada que no estas haciendo cosas? Jajajaja, madre mía con toda naturalidad que se lo salto…jejeje

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

 

Polvorones con Naranja y Azahar

Lo rápido que pasa el tiempo!!!  Dentro de nada tenemos las navidades encima,  así es que yo ya estoy en modo on y  he estado preparando algunas cosillas,  entre ellas la receta que hoy os dejo y  que  es muy tradicional de estas fechas. “Polvorones”  a mi me encantan y son muy sencillos de hacer a pesar de lo que pueda parecer.  El año pasado por falta de tiempo no pude hacerlos,  por eso este año decidí que no se quedarían en el tintero.

La receta base del polvorón se compone de harina,  azúcar glace, manteca y almendra,  después podemos agregar otros ingredientes como el chocolate o aromas para hacerlos variados.

Yo esta vez he probado con la ralladura de naranja y el Aroma de azahar que son esencias muy típicas de estas fechas.

Vamos con la receta…

Ingredientes (las cantidades que os dejo dan para unos nueve polvorones,  si los hacéis altos):

  • 200 gr. de Harina
  • 100 gr. de Azúcar Glace
  • 100 gr. de manteca de cerdo (yo he usado ibérica)
  • 50 gr. de Almendra molida
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 2 cucharaditas de Aroma de Azahar
  • La ralladura de una naranja

Decoración y Utensilios:

  • Cortadores
  • Rodillo
  • Azúcar Glace
  • Sésamo

Preparación:

En primer lugar, la manteca debe estar a temperatura ambiente, así que la sacamos del frigorífico, mientras vamos preparando y pesando el resto de ingredientes.

Ponemos la harina en una sarten a fuego medio-alto y removemos de vez en cuando para quitarle la humedad. La harina irá adquiriendo un color amarillento y huele a tostadita, momento en el que podemos retirar del fuego y reservar.

Mezclamos la manteca y el azúcar glace con una espátula hasta que este todo bien integrado y se haya formado como una especie de pasta, añadimos el resto de ingredientes, la almendra, la canela, la ralladura de naranja, el aroma de azahar y por ultimo la harina poco a poco no de golpe y vamos mezclando de forma manual hasta que se forme una especie de masa que se desmiga.

Envolvemos en papel film y la dejamos reposar en el frigo 30 minutos.

Transcurrido este tiempo, sacamos la masa y sobre una superficie alisamos con el rodillo para formar un cuadrado de unos 2cm de grosor. Después vamos cortando con un cortador los polvorones y los depositamos en la bandeja del horno sobre papel de horno. La masa se desmiga bastante, así que entre uno y otro debéis volver a formar el bloque, y alisar con el rodillo.

Mientras cortamos los polvorones, encendemos el horno en la posición grill.

Una vez los hayamos formado todos, espolvoreamos con sésamo cada polvorón y los metemos al horno, en la segunda altura empezando por abajo. Ojo con el grill que se os pueden quemar, en mi caso tan solo los dejo 5 minutos.

Después los sacamos y dejamos enfriar.

Cuando hayan enfriado podéis espolvorearlos con azúcar glace.

El resultado me ha gustado,  se entremezcla el sabor del polvorón con la naranja y se percibe cierto regusto del aroma de azahar.

Si os animáis es un regalo muy original,  el papel para envolverlos y las bolsas podéis encontrarlas en tiendas de Repostería.

Antes de despedirme, vamos con la anécdota de Valentina:

Hace poco recibimos una carta en el buzón que iba a su atención,  cuando lo abrí y le dije que la carta era para ella se puso muy contenta.  Ahora todos los días abrimos el buzón para ver si hay correo,  el otro día llego una carta del banco y le digo: Toma esta carta es para Mamá, llévala tu hasta casa, ella la coge la mira y le digo: Ahí pone mi nombre,  ella lo mira (aún no sabe leer) y dice si, pone Ma-ma!!! Jejeje

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

LOAF CAKE DE CHOCOLATE Y MAYONESA

Cada 15 de noviembre se celebra el #NationalBundtCakeDay,  os cuento un poquito de historia:
El molde  Bundt se inspiró originalmente en el tradicional pastel de frutas europeo conocido como Gugelhupf. Fue en las décadas de 1950 y 1960 cuando Cookware Nordic Ware popularizó  el diseño de estos moldes y registró el nombre de Bundt.
Nordic Ware comenzó a producir moldes Bundt hechos de aluminio fundido.
En 1966, las ventas aumentaron drásticamente cuando un pastel de
Bundt llamado “Tunnel of Fudge”, horneado por Ella Helfrich, obtuvo
el segundo lugar en el Pillsbury Bake-Off anual y ganó un premio de $ 5,000$.
Nordic Ware ha vendido más de 60 millones de moldes Bundt en América del Norte.
Para conmemorar el 60 aniversario del Molde denominado Bundt, Nordic Ware designó el 15 de noviembre como el Día Nacional de Bundt.
Aunque se trata de una celebración americana, somos muchos los que cada año preparamos alguna receta con la extensa variedad de los preciosos  moldes de la nombrada marca.  Asi que al igual que  en años anteriores me disponía a participar en el sorteo que  organizan las chicas de Ilovebundtcakes.
Pinchando en la imagen, os lleva a las recetas de Bundts publicadas hasta el momento
Hoy en lugar de anécdota de Valentina os cuento la mía, el motivo de mi NO participación en el sorteo de este año.
Desde que este verano Nordic Ware saco a la venta el molde Heritage Loaf Pan {puedes verlo haciendo clic sobre el nombre} fue amor a primera vista,  tenía unas ganas locas de hacerme con el. Pues bien cuando llega el momento y se anuncia el sorteo de este año,  yo tan contenta me lanzó a comprármelo,  que mejor motivo que para presentar la receta del concurso. En mi cegada obsesión por el preciado artilugio,  a pesar de haber leído las bases del concurso,  planeo la receta hago una prueba con otro molde (mientras que esté estaba en camino)  todo bien,  hago las fotos y cuando las estoy editando,  se me enciende la bombilla y en mi cabeza salta la palabra “Loaf” que me hace recordar haber leído algo sobre el tipo de molde, al consultar de nuevo las bases, confirmo que efectivamente mi receta no podrá formar parte este año del concurso.
No os voy a mentir, al principio la sensación de desilusión invadió mi estado de animo, pero enfocándolo bien, a pesar de todo estoy muy contenta con mi nuevo molde, con el trabajo realizado y lo que es mejor con la receta que he escogido.
 
Este bizcocho es sorprendentemente jugoso, y esta jugosidad se la da ni más ni menos que la mayonesa, me ha sorprendido que no se detecta su sabor pero aporta sin duda una esponjosidad y textura espectacular. Os aconsejo sin duda que probeis a hacerlo, no os decepcionará y es muy gracioso ver la cara de la gente cuando le dices que lleva “mayonesa”.
Vamos con la receta:
Fuente: Made with Pink (receta:http://www.madewithpink.com/2012/11/chocolate-vanilla-layer-cake-sky-high/) con algunas pequeñas modificaciones
 Ingredientes (estas cantidades se adaptan perfectamente al molde):
  • 150gr. de Harina de trigo
  • 60 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 1/4 de cucharadita de Bicarbonato de soda
  • 1/2 + 1/4 de cucharadita de Levadura química (Royal)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de canela
  • 36 gr. de chocolate negro (yo he usado nestle postres)
  • 125ml. de leche entera
  • 185 ml. de café caliente
  • 1 Huevo L
  • 110 gr. de mayonesa (debéis coger mayonesa normal, no ligth)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 255 gr. de azúcar

Podéis usar cualquier otro tipo de molde alargado que tengáis por casa para hacer esta receta, no es estrictamente necesario que tenga que ser el molde que yo he escogido.

 

Preparación:

En primer lugar calentamos la leche sin que llegue a hervir. Después en un bol ponemos el chocolate negro, y vertemos la leche y el café caliente (que habremos preparado previamente). Removemos para que el chocolate se disuelva , convirtiéndose en una especie de Moka y dejamos reposar.

Mezclamos los ingredientes secos, y previamente tamizados, harina, cacao, bicarbonato sódico, levadura, sal y la canela, reservamos.

Precalentamos el horno 180 grados calor arriba y abajo.

En la batidora o con unas varillas batimos el huevo con la mayonesa y el extracto de vainilla, hasta que la mezcla sea homogénea. Seguidamente, espolvoreamos el azúcar sobre la mezcla sin dejar de batir y continuamos batiendo de 3 a 5 minutos hasta que la mezcla adquiera esponjosidad.

Lo siguiente será incorporar los ingredientes secos, a la mezcla anterior, alternando con la mezcla de Moka que hemos preparado al principio, lo hacemos en dos o tres veces. Batimos y raspamos bien las paredes del bol para que todo quede bien mezclado, y terminaremos removiendo con la espátula para no sobrebatir.

Engrasamos el molde, vertemos la mezcla y horneamos unos 35-40 minutos, sobre rejilla. En mi caso han sido unos 45 minutos. Es un bizcocho bastante húmedo por tanto, el palito no terminara de salir del todo seco,  pero con el tiempo que os indico es suficiente y estará listo.

Consejos, si lo hacéis en un molde de Nordic Ware:

  1. A la hora de engrasar el molde, es mejor hacerlo con spray desmoldable y con ayuda de una brocha o pincel extender de abajo a arriba por cada rendija del molde para que quede bien engrasado.
  2. Vertemos la mezcla, desde un punto y que se vaya repartiendo solo por todo el molde.
  3. Sobre un paño de cocina, damos unos pequeños golpes con el molde para que se termine de repartir bien la mezcla.
  4. Último punto y el más importante, una vez que este listo y saquemos el cake del horno, lo dejaremos sobre rejilla 10 minutos exactos, ni más ni menos, tras los cuales procederemos a su desmoldado, moviendo el molde de arriba a abajo y de derecha a izquierda, notaremos que se mueve un poquito. Después lo dejamos enfriar sobre rejilla.

Como siempre os digo espero que os animeis a prepararlo, y si es así me contéis vuestras impresiones!!!

Agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

 

 

Cupcakes de Limon con Lemon Curd

Hola de nuevo a tod@s!!! Como cada mes nos reunimos para nuestra cita con el reto “Una galleta un cuento”  organizado por Patricia de Patty’s Cake . El mes pasado mis “Galletas de Mantequilla Presumidas” fueron las elegidas por mis compañeras en sus votaciones y por este motivo fui la encargada de elegir el cuento para este mes de octubre. El cuento elegido es “Piel de Asno”.

Os diré que no me sonaba nada este cuento, al parecer se trata de una fabula de Charles Perrault,  pero me gustó la historia, aunque no alguno de los detalles. A continuación os dejo como siempre resumen de la historia.

Erase una vez un rey que estaba muy enamorado de su esposa la reina, su amor era algo especial como no había otro en todo el reino. Ambos tenían una hija, la princesa y eran muy felices. Desafortunadamente, la reina cayo enferma y finalmente falleció no sin antes hacerle prometer a su esposo que se volvería a casar, pero la nueva desposada tendría que ser más bella que ella, como condición.

Llegado el día, el rey decidió que ya estaba preparado para volverse a casar así que reunió a varias de las damas más bellas del reino y condados cercanos, aún así, el rey no encontró ninguna aspirante que superará la belleza de su difunta esposa, así que un día mientras contemplaba a su joven y bella hija, la princesa, cayo en la cuenta que se casaría con ella, aunque esta idea fuese monstruosa.

La princesa desolada ante la idea de su padre fue a pedir consejo a su hada madrina. Esta le quito importancia al asunto y la aconsejo que debía pedirle a su padre las cosas más extrañas que se le ocurrieran de esta manera su padre al no poder satisfacer sus deseos cesaría en su intento de casarse con ella.

Pero a pesar de todo, el Rey le trajo a la princesa todas las cosas que le pidió, por lo que finalmente, el hada madrina aconsejo a la princesa que debía marcharse a otro reino, hasta que a su padre se le quitará la idea de la cabeza…

Quieres continuar con la historia, aquí te dejo enlace de una versión del cuento para niños, “Piel de Asno”.

Para esta ocasión, he preparado unos cupcakes de limón rellenos de Lemon Curd con cobertura de Butterswiss de Frambuesa y aunque he tenido algún que otro contratiempo de última hora que os contaré mas adelante, he podido asistir a la cita.

Vamos con la receta de los cupcakes:

Ingredientes (para 12-14 cupcakes aproximadamente)

  • 190 gr de Harina
  • 2 cucharaditas de Levadura en polvo
  • 1/2 tsp de sal
  • 115 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 200 gr de azúcar
  • 2 Huevos L
  • 2 tsp de extracto de vainilla
  • 120ml de leche entera
  • La ralladura y el zumo de dos limones medianos
Preparación Cupcakes:
En un recipiente o bol mezclamos la harina con la Levadura (previamente tamizadas) y la sal. Reservamos.
Precalentamos el horno 180º C, calor arriba y abajo.
Batimos el azúcar con la mantequilla unos minutos hasta que la mezcla blanquee.
Incorporamos a la leche el zumo de limón y la ralladura y mezclamos bien. Reservamos
Añadimos el huevo y el extracto de vainilla. Rasgados un poco la pared del bol con la espátula y seguimos mezclando.
Lo siguiente será incorporar los ingredientes secos. Harina,  levadura y sal.
Por último agregamos la leche con el zumo y la ralladura,  batimos un poco más hasta que le mezcla sea homogénea,  sin sobrebatir,  es mejor terminar de mezclar con la espátula.
Rellenamos las capsulas* unos 2/3 de su capacidad y las metemos la horno, 20-25 minutos aproximadamente.  En mi caso 30 minutos.
Dejamos enfriar.
(*) Tuve un incidente con las capsulas,  preparé los cupcakes un par de días antes para adelantar,  y al día siguiente los papelillos se habían despegado del bollo totalmente,  no me había pasado antes y la verdad las capsulas no son de mala calidad (House of Marie), así que buscando posibles causas en Internet,  encontré algunos motivos, os los dejo por si alguna vez os pasa:
  1. Si la mezcla es muy húmeda con frutas o líquido.
  2. Una vez rellenas las capsulas,  no dejarlas mucho tiempo hasta meter en el horno.
  3. Capsulas de mala calidad.
  4. Al sacarlas del horno,  no dejar más de dos-tres minutos en el molde de cupcakes,  sacarlas para enfriar en rejilla, este pudo ser mi error.
Solución: repetir la receta (mitad de cantidades), poner dobles capsulas y desmoldar a los dos minutos de sacarlas del horno!!!
Vamos con el relleno de Lemon Curd, la receta la he tomado del libro de Linda Lomelino.
Ingredientes:
  • 160 gr de azúcar
  • 6 yemas de huevo
  • Ralladura fina de dos limones
  • 100 ml de zumo de limón (2 limones aprox.) recién exprimido
  • 100 gr. De mantequilla con sal en dados
Preparación Lemon Curd:
En un cazo ponemos las yemas de huevo,  el azúcar,  la ralladura y el zumo de limón (recién exprimido)  y calentamos a fuego medio removiendo,  sin dejar que llegue a hervir,  una vez espese retiramos del fuego y añadimos la mantequilla fría en dados,  y removemos hasta que se deshaga del todo dentro de la mezcla, después lo colamos y lo dejamos enfriar. Es la primera vez que lo hago y la verdad es que es un peligro,  esta muy bueno!!!
Para la cobertura, he optado por una butterswiss de frambuesa porque me parece que combina muy bien con la acidez del limón…
Ingredientes Butterswiss:
  • 3 claras de huevo
  • 250 gr. De mantequilla son sal
  • 200 gr. De azúcar
  • 1/2 tsp de extracto de frambuesa
  • Colorante (la punta de una cucharilla) Claret de Sugarflair
Preparación del Butterswiss de Frambuesa:
En un recipiente ponemos el azúcar con las claras de huevo, al baño maría,  para que el azúcar se disuelva en las claras, esa es la idea,  no deben llegar a cocinarse, por ello, el fuego será medio y si dispones de un termómetro de azúcar,  la temperatura no debe superar los 65 grados C.
De vez en cuando removemos la mezcla, y sabremos que esta lista, cogiendo una pequeña cantidad con los dedos, si no hay gránulos de azúcar que se noten,  esta lista.
Retiramos del fuego y dejamos enfriar.
Después batimos la mezcla durante aproximadamente 7 minutos,  en los que iremos subiendo la velocidad gradualmente,  el resultado será un merengue que forme picos definidos. En este punto añadimos la mantequilla a temperatura ambiente,  a velocidad media y vamos subiendo hasta la máxima,  hasta que adquiera consistencia de helado,  por último añadimos la esencia o extracto y el colorante y batimos un poco para que terminen de incorporarse a la mezcla.
Yo en este caso, he teñido solo una pequeña cantidad para el cupcake princesa.
Como veréis en esta receta necesitamos yemas por un lado y claras por otro, yo no suelo comprar claras pasteurizadas,  por eso esta vez para no desperdiciarlas,  las claras que han sobrado de los 6 huevos del Lemon Curd, 3 de ellas las he usado para el Butterswiss y las otras tres las he congelado, dentro de un bote tapado, para otra ocasión.
Para finalizar vamos con la Decoración, como ya habréis observado hacer decoraciones de fondant, me encanta!!!
Decoración:
  • Fondant gris y rosa para las orejas
  • Cortador tipo pétalo de flor, aunque después hay que ir dándole la forma de oreja
  • Palillos
  • Mangas desechables
  • Boquillas 2D, y 233
  • Descorazonador para cupcakes
  • espátula

En primer lugar, una vez los cupcakes se hayan enfriado del todo, los descorazonamos para introducir el relleno, yo lo hago con  una manga, es más fácil. Después untamos los cupcakes de butterswiss con una espátula, cubriendo con una fina capa para tapar el agujero con el relleno.

Después introducimos la crema sin teñir en la manga y decoramos con la boquilla 233 para los cupcakes con orejas de burro. Esta boquilla es ideal para simular césped o en este caso pelo de los burritos. Para el cupcake princesa he utilizado la boquilla 2D.

Lo pongo en último lugar, aunque esto debería hacerse unos días antes, modelamos las orejas simulando como si fueran las de un burrito (la próxima prometo hacer fotos con el tutorial) e introducimos un palillo en su base para poder pincharlas luego a los cupcakes.

Creo que no me dejo nada, lo que si os dejo es enlace donde podéis ver lo que han preparado el resto de mis compañeras, haz clic aquí.

Antes de irme os dejo con la anécdota de Valentina:

Una tarde que estábamos en el parque,  cuando me gire para ver que hacía, me la encuentro hablando con una mujer que estaba embarazada,  ya debía estar a punto,  tenía la tripa como un balón. Valentina se viene hacia mi y me dice: Ahí dentro tiene un bebé!!! Le dije: Siiii!!! Y me dice: Y que hace? Digo: Pues no se,  dormir o lo mismo está despierto! Y me salta y toma tetita? Digo: No, eso luego cuando salga. Ahí quedo conforme.  Después en casa por la noche,  me pregunta señalándome a la tripa: Tu tiene un bebé ahí??  Y digo: Nooo!!!  Jajajaja

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

 

 

 

Bat Cupcakes de Calabaza y Trufa de Chocolate

Como va el recién llegado otoño? Es un alivio que haya llegado un poco de lluvia, es necesaría. Os confieso que yo este año he cambiado mi opinión sobre el verano, a ver me gustan los días soleados todo es mucho más alegre y se disfrutan más, pero los calores que hemos sufrido creo que son desfasados, así que estoy tan contenta de que haga mal tiempo claramente. Esto me recuerda que de pequeña en las ocasiones que el día estaba nublado y con lluvia, mi padre siempre decía: Me encantan estos días!!! Y yo le miraba con cara de asombro y no entendía el comentario, os diré que hoy día lo entiendo perfectamente.
Dejando el tiempo a un lado, se acerca “Halloween” y si sois de los que os encanta esta fiesta americana, tanto como a mí, seguro que estáis pensando en preparar algo especial. Pues por aquí os dejo estos Cupcakes Murciélago que preparé el año pasado y que a falta de tiempo no pude subir la receta, no quería dejarlos en el tintero, pues me parecen una monada y no os llevara mucho tiempo de preparación.
Vamos con la receta…
Ingredientes:
  • 200 gr de Harina
  • 120 ml de aceite
  • 1 tsp de Levadura
  • 215 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 1 tsp de extracto de vainilla
  • 1 tsp de canela
  • 1/2 tsp de jengibre
  • 1/4 tsp de clavo molido
  • 1/4 tsp de nuez moscada
  • 1/4 tsp de cardamomo molido (opcional)
  • 180ml de puré de calabaza (*)

(*) Para el puré de calabaza, necesitaremos:

  • 180gr de calabaza
  • 1 rama de canela
  • Agua
  • 45 gr. de azúcar moreno
  • Clavo (un palito)

Preparación:

En primer lugar, preparamos el puré de calabaza, troceamos la calabaza, y la ponemos en un cazo, cubierta con agua, no mucha, solo hasta que quede cubierta, añadimos el azúcar moreno, la canela y el clavo. Lo ponemos a hervir todo junto, y que cueza hasta que la calabaza este bien blandita. Una vez llegado este punto, quitamos el exceso de agua, la canela y el clavo y la dejamos escurrir bien, después con un pasapures o con el mismo tenedor la trituramos hasta formar el puré. Dejamos enfriar.

Tamizamos los ingredientes secos, harina, levadura, canela, jenjibre, clavo, nuez moscada y el cardamomo (este ultimo tendréis que machacarlo, si lo tenéis en grano, yo no lo encontré molido en su momento, de ahí que os pongo opcional) y reservamos.

Precalentamos el horno 180ºC

Batimos los huevos con el azúcar, hasta que la mezcla esponje y quede blanquecina, añadimos el aceite sin dejar de batir, después añadimos la harina, y lo hacemos a intervalos con el puré de calabaza que hemos preparado, una vez la mezcla sea homogénea no es necesario sobrebatir es aconsejable terminar de mezclar manualmente con una paleta o lengua.

Preparamos las capsulas, vertemos la mezcla y horneamos unos 25-30 minutos aproximadamente.

Una vez listos los sacamos, dejamos 10 minutos y después los pasamos para que enfríen sobre rejilla.

La cobertura, es muy sencillita y esta buenisima, yo la utilizo como relleno en las tartas…os aconsejo que la prepareis un día antes, lo ideal por la noche, para que duerma en el frigo.

Ingredientes Cobertura:

  • 200 gr. de Chocolate para fundir (yo uso este, haz clic aquí)
  • 200 ml. de Nata Liquida

Preparación Cobertura:

En un cazo ponemos la nata y el chocolate en trozos y calentamos a fuego medio-alto para que se funda, sin dejar de remover para que no se pegue. La mezcla se ira espesando hasta adquirir la consistencia de una crema, y el chocolate se habrá fundido por completo. Retiramos del fuego y dejamos enfriar bastante y después la metemos al frigo hasta el día siguiente.

Al día siguiente la sacamos del frigo y la dejamos que coja temperatura un ratito, después la montamos con una varillas y estará lista para decorar los cupcakes.

Para la Decoración de los cupcakes:

  • Ojos de azúcar
  • Galletas Oreo, las tapas sin la crema
  • Mangas desechables
  • Boquilla (la que mas o guste, 1M o 2D)

Decoración:

Introducimos la boquilla en la manga, rellenamos con la trufa y decoramos los cupcakes, en este caso el copete lo hago de fuera hacia dentro en sentido contrario a las agujas del reloj.

Cogemos las galletas y retiramos la crema quedándonos solo con las galletas, las partimos en mitades.

Disponemos los ojos de azúcar y las mitades de galleta sobre la cobertura de chocolate, simulando un murciélago y listos!!!!

Espero que os hayan gustado, a mi me encanta hacer este tipo de cosas!!! Habréis notado que esta vez hay muy poquita foto, pero es que no pude sacar más que la que os muestro, pues preparé una especie de mesa dulce y no hubo tiempo para más. A continuación para compensarlo os dejo, fotos de las otras cosas que preparé y con ello me despido…

“Cupcakes Diablo” cupcakes de chocolate, cobertura de nata montada teñida de rojo

Red Velvet con Crema de Queso y Chocolate, cobertura Buterswiss de Chocolate y Vainilla

La cobertura de Butterswiss era negra aunque no se aprecie en las fotos…

Esta vez las fotos no eran muy buenas, ahora esta tarta estaba deliciosa!!!

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

Galletas de Mantequilla presumidas

Hola a tod@s!!!  nos volvemos a reunir de nuevo tras el verano y retomamos el reto “Una galleta un cuento”  organizado por Patricia de Patty’s Cake , esta vez la cita es con el cuento “La Ratita Presumida” elegido por la anfitriona del reto y ganadora del reto anterior Lidia de “Nunca es Demasiado Dulce”.

El nuevo logotipo que ha creado Patricia es una pasada!!! Me encanta!!!

Ahora vamos con el cuento, os dejo un breve resumen:

Erase una vez, una ratita muy presumida que barriendo su casita se encontró una moneda de oro, se puso tan contenta que empezó a pensar que se compraría con la moneda, finalmente decidió que se compraría un lazito para su colita, así que se vistió, perfumó y salió de su casa en busca de su lazo.

Una vez hizo su compra, regresó a su casa y se sentó en su balcón para que todo el que pasaba, viera lo bella que estaba!!!

El primero que pasó por allí fue un pato, que se quedo prendado de la belleza de la ratita y le dijo: Ratita, que linda estas hoy, te casaras conmigo? La Ratita le pregunto: Y que haras por las noches? y el pato contestó: Cua Cua Cua…Uy no que horror!!! dijo la ratita, entonces no podré dormir…el pato se fué desilusionado

Poco después se acerco un cerdo, que corrió la misma suerte que su amigo el pato y después el ratoncito vecino de la Ratita, al que ni siquiera miró a pesar de que este último estaba enamorado de ella.

Finalmente pasó un apuesto Gato, elegante y cautivador que a la pregunta de la Ratita, contesto: Dormir Ratita dormir, ella encantada le invito a pasar a tomar un poco de pastel, y…

El resto, os dejo enlace con una versión que me ha gustado bastante, para el que quiera acabar el cuento…jejeje

Ahora vamos con mi propuesta, esta vez aunque las tengo un poco de respeto, he decidido hacer unas galletas, no sé el motivo, me encantan los bizcochos, los cupcakes, pan, roscones, etc… pero desde que empecé con mi pasión por los dulces, las galletas han sido mi asignatura pendiente, y por ello está es la primera receta de galletas que publico, y creo que no será la última o eso espero!!!

Se trata como veis de unas galletas de mantequilla, y lo que me ha ayudado es seguir al pie de la letra los consejos del post que he tomado como fuente para hacer la receta, creo que es genial, y esta muy bien explicado, esta chica es una experta en galletas, así que creo que es el mejor referente para hacerlas, si quieres echar un vistazo, haz clic aquí

Vamos con la receta…

Ingredientes (Yo he dividido las cantidades de la receta original a la mitad porque no necesitaba tantas galletas):

  • 125 gr. de mantequilla sin sal
  • 62 gr. de Icing sugar (en su defecto azúcar glas)
  • 1 Huevo L (64gr.)
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla de Madagascar
  • 240 gr. de Harina

Preparación:

Antes de empezar, creo que no es necesario decir que los ingredientes deben estar a temperatura ambiente, pero por si acaso ahí lo dejo…

En primer lugar, con el accesorio pala de nuestra batidora, batimos la mantequilla y el azúcar a velocidad baja durante un minuto.

Después añadimos el huevo y el extracto de vainilla y volvemos a batir otro minuto a velocidad baja, transcurrido el minuto, paramos y rascamos las paredes del bol con una lengua o espátula, batimos de nuevo otro minuto más, esta vez subimos un punto la velocidad.

Seguidamente añadimos la harina y batimos de nuevo a velocidad baja hasta que la masa quede adherida a la pala, esto es cuestión de dos o tres minutos, después paramos y seguiremos amasando pero con las manos.

Espolvoreamos con un poco de harina (poquito) la superficie donde vayamos a trabajar la masa, y amasamos un poco, hasta que adquiera una consistencia suave y lisa, no es necesario amasar mucho, si esta algo pegajosa, echáis un poquito de harina, pero con cuidado de no pasaros.

Una vez lista, dejamos reposar 15 minutos. Y mientras cortamos papel de horno que usaremos para estirar la masa.

Transcurrido el tiempo de reposo, ponemos la masa sobre el papel y aplanamos un poco con la mano, ponemos encima otro papel de horno y alisamos con el rodillo, hasta que consigamos el grosor deseado (yo he usado un rodillo con aros para nivelar el grosor) creo que esto es cuestión de práctica…lo digo porque las que veis son las que mejor quedaron, otras me salieron muy finitas.

Lo siguiente será meter la masa al frigorífico al menos cuatro horas, yo la deje toda la noche y creo que es la mejor opción.

Una vez haya pasado el tiempo de refrigerado, cortamos las galletas y las disponemos en una bandeja o en la de hornear (esto ultimo si os cabe en el frigo) pues eso, las metemos al frigorífico 15 minutos más.

Mientras precalentamos el horno, 180º , calor arriba y abajo.

Metemos al horno, durante unos 10-15 minutos, en mi caso han sido los 15. Cuando estén doradas por los bordes, las sacamos y dejamos la bandeja sobre una rejilla unos minutos. Después pasamos las galletas directamente a la rejilla para que terminen de enfriar.

Cuando estén completamente frías podemos decorarlas.

Decoración:

  • Fondant Rosa, Gris y negro (marca funcakes)
  • Sprinkles Rosas (tipo perlas)
  • Rotulador negro comestible
  • Estecas, cortador y expulsor en forma de corazón
  • Mermelada como pegamento para pegar el fondant a la galleta
  • agua para pegar las partes de fondant

La Decoración ya va en función de lo que más o guste. Yo en este caso, he cortado un corazón de fondant al igual que la galleta y luego he cortado, para separar las orejas, a las que les he incrustado un corazoncito de fondant rosa, el lazito lo he hecho a mano. Los ojos con bolitas de fondant negro y con el rotulador las pestañas. Para terminar la nariz con los sprinkles de tipo perlas rosas. Antes de colocar el fondant he pincelado cada galleta con mermelada, también podéis usar agua.

Espero que os haya gustado, yo estoy contenta con el resultado, creo que he vencido un poco el miedo que les tenía, al final no ha sido tan difícil, quizás lo más laborioso la decoración, para mí la parte que más me gusta…

Es difícil hacer fotos con una nena detrás, que se quiere comer mis galletas…jejeje

Si queréis ver el resto de propuestas que han preparado mis compañeras del reto os dejo enlace aquí

Antes de irme os dejo la anécdota de Valentina:

La última moda son unas bicis pequeñitas y bajitas sin ruedines, así que llevamos toda la semana pasada bajando a dar paseos con la bici, Valentina esta encantada y tan contenta que la otra tarde en el parque, iba por el carril bici y se para en medio y me dice: Mamá, que me quiero bajar!! Yo sorprendida le pregunte: Y eso? Y me dice: Es que te quiero abrazar!!! con tal que me la comí a besos, que cosas tiene esta niña…jejeje

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!

 

 

 

 

Panna Cotta de Vainilla

Esta semana vengo con la receta que tenía preparada para la semana anterior, pero por exigencias del guión, la entrada del Pan de Molde Integral con Nueces y Pasas se colocó vilmente en primera posición, jejeje, la verdad es que no era para menos…
Con esta receta supersencilla nos despedimos del verano, es una receta que no lleva horno, ideal si se te presenta una visita inesperada en casa, así es que esta vez no tenéis excusa para no hacerla.

Me he decantado por esta receta, porque este verano probé una Panna Cotta que estaba buenisssima!!! La verdad es que no soy una experta en lo que se refiere a este postre, es más creo que era la segunda vez que la probaba, y tengo que admitir que tenía bastante reticencia a comerla, el motivo no lo sé, ahora ya os digo que estaba muy equivocada.

La Panna Cotta es un postre Italiano, seguro que lo habéis hojeado más de una vez en la carta de cualquier restaurante italiano, es una receta muy básica y hay una gran variedad de versiones de esta delicia utilizando diferentes ingredientes y sabores, siempre respetando la receta base. La que os dejo a continuación, como os decía antes, es de las más sencillas, he optado por acompañarla de un coulis de fresas, pero esto es opcional, pues la verdad es que sola esta buenísima igualmente. Vamos con la receta!!!

Ingredientes:

  • 1/2 l. de Nata liquida
  • 125ml. de leche
  • 4 Laminas de gelatina neutra
  • 50 gr. de azúcar
  • 1 tsp. (cucharadita) de extracto de vainilla

Ingredientes para el coulis de fresa:

  • 250 gr. de fresas
  • 60 gr. de azúcar

Decoración:

  • Cortador de corazón

Preparación del Coulis:

En primer lugar preparamos el coulis de fresa, lavamos y cortamos las fresas en trocitos. Después las cozemos en un cazo junto con el azúcar, removemos y aplastamos con una cuchara de madera, hasta que la fruta adquiera una consistencia blandita como de mermelada, después retiramos del fuego y reservamos.

Preparación de la Panna Cotta:

En primer lugar, introducimos las hojas de gelatina en agua para que se hidraten, yo suelo hacerlo por separado, en cuatro recipientes con agua. Mientras preparamos la Panna Cotta, en un cazo, mezclamos la Nata Liquida, la leche y el extracto de vainilla, y lo llevamos a ebullición.

Cuando rompe a hervir, retiramos del fuego y añadimos el azúcar, removemos y seguidamente, incorporamos las hojas de gelatina hidratadas, una a una escurriendo primero el agua, removemos bien y lo dejamos reposar. Si lo hacéis con el coulis de fresa lo dejáis enfriar bastante.

Servimos un poco de coulis, en el fondo de cada uno de los recipientes donde vayamos a servir la Panna Cotta, aquí os aconsejo que no os paséis con el coulis, dispones un poco en cada recipiente, yo serví quizás más de la cuenta, para mi gusto las fresas no deben ser las protagonistas.

Después servimos la mezcla lentamente por encima del coulis, esto hay que hacerlo con cuidado para evitar que el coulis suba a la superficie, a mi la cantidad me ha dado para llenar cuatro recipientes de los que veis en la foto y sobra un poco más. Dejamos enfriar y luego los pasamos al frigorífico, donde deben estar un mínimo de tres horas antes de servir, lo ideal, es prepararla el día antes y consumirla al día siguiente.

Para la decoración, aparté un poco de coulis, y lo pase con el minipimer, después lo colé y el sirope resultante, lo serví en la superficie de cada Panna Cotta, ya en frío, tomando como molde el cortador de corazón para darle la forma, y lo deje un rato con el corazón en el frigo, no es necesario sacar los recipientes. Después con cuidado desmoldas para que no pierda la forma.

Esta vez no podéis decir que no es fácil!!! Además esta buenissima!!!

Para terminar os dejo la anécdota de Valentina:

Estas vacaciones hemos hecho mucho trayecto en el coche, de un lado a otro viendo sitios. Mi marido suele llevar su música puesta, le encanta el heavy, Valentina la mayor parte de los trayectos se los ha pasado durmiendo, pero una de las veces que pensábamos que así era, y nosotros íbamos en silencio de repente dice: Me gusta esa canción!!! 😂😂😂

Como siempre, agradeceros que hayáis dedicado un ratito a leerme, me hace muchísima ilusión que me dejéis algún comentario, y si queréis preguntarme cualquier cosa, yo estaré encantada en responderos por aquí o través de las redes sociales si decidís seguirme…¡¡¡Hasta pronto!!!

¡¡¡Dulces Postres!!!